Parece que las cosas se van normalizando en la vida de Rob Kardashian. Y es que además de haber arreglado las cosas supuestamente con la madre de su hija Dream, Blac Chyna, el hermano de Kim Kardashian sigue centrado en su dieta y sus rutinas de ejercicios.

Según publica el portal HollywoodLife.com, Rob ha conseguido perder ya 10 kilos. Y a pesar de que en las imágenes que ha publicado el medio los resultados no son todavía notables, esperemos que en esta ocasión Rob se mentalice realmente y ponga fin al sobrepeso que lleva arrastrando desde hace años y que tantos problemas de salud (física y mental) le ha generado.