George Clooney está como loco con la idea de que sus dos amigos Brad Pitt y Jennifer Aniston vuelvan a ser pareja, o por lo menos muy buenos amigos. El actor organiza quedadas a las que asisten Jennifer y Brad, y según asegura una fuente al portal de noticias HollywoodLife.com, a los dos se les puede ver de lo más relajados con una actitud que recuerda a la de los viejos tiempos.

Esta misma fuente asegura que "ninguno de los dos se arrepiente de haberse casado con sus ex, pero reconocen que se han dado cuenta de que había algo especial cuando estaban juntos, y eso aún existe entre los dos".

Jennifer Aniston prefiere que no se filtren estas quedadas, porque aún está muy reciente su divorcio de Justin Theroux.

Por su parte, George se esfuerza al máximo en su papel como Celestina. En cuanto Clooney se enteró de la noticia del divorcio de Aniston, animó a Brad a darle una segunda oportunidad a su relación con la actriz de 'Friends'.

Y aunque el representante de Clooney ha desmentido estos rumores, otros aseguran que existe un pacto de silencio entre ellos.