Demi Lovato sigue ingresada en el centro de rehabilitación donde se internó tras haber sufrido una sobredosis. La cantante continúa luchando por superar sus adicciones y parece que ha querido tomar una radical decisión que le ayudará, por lo menos, a alejar de su mente el trágico incidente por el que casi muere.

Y es que justo ese será uno de los motivos que la ha llevado a querer deshacerse de su casa. La artista ha puesto a la venta la lujosa mansión donde celebró la fiesta en la cual sufrió una sobredosis. Así lo ha anunciado el portal de noticias TMZ, que ha publicado que la intérprete pide 9,5 millones de dólares por la que hasta ahora ha sido su vivienda.

La noticia ha saltado justo después de hacerse público que dos de los guardaespaldas de la cantante estarían ocupando la mansión localizada en lo alto de Hollywood Hills como si fuera suya.

Aunque ni los familiares de la artista, ni la propia cantante se han pronunciado al respecto, las imágenes del interior de la casa están circulando por las redes sociales. En las fotos se puede ver que se trata de una vivienda espectacular con unas vistas impresionantes.