Ben Affleck ha sorprendido a todo el mundo al confesar a través de un mensaje en su página de Facebook que acaba de completar un nuevo tratamiento de rehabilitación para volver a estar sobrio. Conocidos eran ya los problemas del actor con la bebida, de hecho su padre y su hermano tuvieron serios problemas con el alcohol y él ya pasó por una situación similar hace años: fue en 2001 cuando ingresó en un centro de rehabilitación en Malibú por este problema.

Ben ingresó de nuevo justo después de la gala de los Oscar, cuando su hermano, Casey Affleck, se llevó el galardón a Mejor Actor por ‘Manchester frente al mar’. Además, se ha visto presionado por la compleja situación del divorcio con su mujer, Jennifer Garner, que finalmente se ha paralizado, pese a los rumores iniciales de que Ben le habría puesto los cuernos con la niñera. Pero finalmente parece que ambos están luchando por mantenerse unidos por el bien de sus hijos.

Ahora el director de ‘Argo’ también ha tenido unas palabras de agradecimiento para ella: “Jen me ha apoyado y ha cuidado a nuestros hijos mientras he hecho el trabajo que tenía que hacer. Este ha sido el primero de varios pasos que tomaré de cara una positiva recuperación”, escribió. Y añadió: “Quiero disfrutar de la vida en toda su extensión y ser el mejor padre que pueda ser”.