Celebrities » De aquí

ESTRENAN NIDITO DE AMOR

La increíble terraza que Rocío Flores y Manuel Bedmar han montado en su nueva casa

Rocío Flores decidió independizarse hace unos meses junto a su novio, Manuel Bedmar. Aunque hasta el momento no se sabían muchos detalles de su nueva casa, la nieta de Rocío Jurado ha compartido con sus seguidores un vídeo donde muestra la increíble terraza que tiene.

Rocío Flores

Gtres Rocío Flores

Publicidad

Rocío Flores no para de compartir con sus seguidores su día a día, y así lo demostraba hace unas semanas cuando les hizo partícipes de los retoques estéticos que había llevado a cabo en los últimos meses. Y es que después de perder más de 15 kilos, la nieta de Rocío Jurado quiso someterse a unos tratamientos para mantener su peso actual, y también quiso quitarse las bolas de Bichat.

Hace tan solo unos días compartía también con sus seguidores un momento muy emotivo y es que había decidido tatuarse la firma tanto de su abuela como de su abuelo, Pedro Carrasco, con quienes mantuvo una estrecha relación y así lo ha demostrado cada vez que ha hablado de ellos en la televisión.

Manuel Bedmar | Captura Instagram Manuel Bedmar

Esta vez ha sorprendido cuando su novio, Manuel Bedmar, publicaba un storie a través de su cuenta de Instagram mientras se relajaba en su nueva terraza, y es que la hija de Antonio David Flores decidió invertir parte del dinero que había ganado tras su participación en un conocido reality en mudarse a una casa junto a su pareja.

Para la decoración de la terraza ha querido ponerle césped artificial, la enorme cabeza de un Buda en una de las esquinas y una maravillosa zona de chill para poder disfrutar de ella cuando haga buen tiempo. Y es que a través de sus redes sociales la pareja poco a poco está publicando algunos lugares de la casa y por lo que se ha podido ver han dado en el clavo con la decoración que han elegido.

Manuel Bedmar | Captura Instagram Manuel Bedmar

Seguro que te interesa...

El antes y después del rostro de Rocío Flores tras someterse a un retoque estético que había pasado completamente desapercibido

Publicidad