Iker Casillas y Sara Carbonero tienen muchos motivos para sonreír últimamente, y es que la pareja ya empieza a salir del gran bache en el que han estado sumidos estos meses. Primero fue el infarto del futbolista, y poco después el anuncio del cáncer de ovario de la periodista. Sin embargo, la pareja ha hecho frente a estos graves problemas de salud, y tal y como ellos han ido confirmando, se encuentran muy recuperados.

De hecho, Iker está a punto de volver al terreno de juego, mientras que Sara acaba de terminar su tratamiento contra el cáncer. Y justo relacionado con esa causa, el portero se ha separado por unas horas de su familia, a la cual ha dejado en Oporto, para acudir a un acto solidario en Madrid cuya recaudación está destinada a la investigación del cáncer de mamá.

Mientras tanto, Sara aprovechaba para disfrutar de su restaurante favorito de Oporto. "Un otoño muy verano", ha escrito la periodista junto a la imagen en la que aparece con jersey y gorrito.

Mientras tanto, Sara aprovechaba para disfrutar de su restaurante favorito de Oporto. "Un otoño muy verano", ha escrito la periodista junto a la imagen en la que aparece con jersey y gorrito.

Seguro que te interesa...

Así es la oficina donde trabajan Sara Carbonero e Isabel Jiménez