La ruptura de Amaia y Alfred ha sido una de las más sonadas de los últimos tiempos. Nadie podrá olvidar las imágenes en las que el catalán lloraba a moco tendido mientras una incómoda Amaia intentaba consolarle, aunque el fin de su historia ya estaba sentenciado.

Ahora la navarra ha querido ir más allá y borrar el rastro de su romance en las redes sociales. Es verdad que Amaia es poco dada a hacer publicaciones en sus perfiles, pero sus seguidores se han percatado de una cosa: que de las pocas publicaciones que tenía con su ex solo ha dejado una.

¿Sabes cuál es el motivo de esta decisión? ¡Dale al play!