La última portada protagonizada por Serena Williams para GQ ha generado una gran polémica. Y es que a pesar de que el magazine ha nombrado a la tenista estadounidense la "mujer" del 2018, estas comillas han desatado un gran revuelo.

Y es que junto a la palabra mujer que aparece entrecomillada aparece la palabra 'men' (hombre en inglés) tachada, un detalle que muchos han considerado como si el magazine estuviese cuestionando el sexo de la famosa tenista.

Estos son algunos de los muchos comentarios que han cuestionado esta publicación.