Desde que el F.C Barcelona fichó a Neymar, supimos que iba a dar mucho, pero mucho de qué hablar. Y es que, hasta antes de instalarse oficialmente en la Ciudad Condal, el jugador ya está protagonizando una noticia tras otra. ¿La última? Sus problemas para encontrar alojamiento.

Al parecer, tal y como cuenta en su página Vanitatis, el delantero está trayendo de cabeza a varios agentes inmobiliarios que luchan como locos por dar con la casa exigida por él. Nueve habitaciones son las que pide, que le permita realizar determinadas actividades ‘lúdicas’ y que se encuentre en Castelldefels, donde también viven otros de sus compañeros del club como Cesc, Alexis y, hasta hace poco, Messi.

Una tarea difícil y más teniendo en cuenta que tuvo un flechazo con el palacete que tenía el ex jugador culé, Ronaldinho, en dicha localidad, pero se lo quitaron de las manos antes de que pudiera hacerse con él por un suculento alquiler de 12.000 euros al mes.

Ahora, todo le parece “pequeño” y nada le convence. Algo entendible teniendo en cuenta que Neymar quiere traerse consigo a los Toiss, su inseparable grupo de amigos con el que ya le pudimos ver cuando aterrizó por primera vez en la capital catalana; a su guapérrima novia, Bruna Marquezine, durante algunas temporadas y, como no, a su hijo David Lucca.

Desde luego, este chico ya está dejando huella entre el público por sus particulares ‘manías celebriteras’, las cuales le están llevando a contemplar la posibilidad de comprarse un terreno con vistas al Mar Mediterráneo y construir una casa a su medida.