HAN INTERVENIDO 5.600 DOSIS

HAN INTERVENIDO 5.600 DOSIS

Detienen a una madre y su pareja por vender las hormonas del crecimiento de su hija en Barcelona

Detienen en Barcelona a una mujer y a su pareja por vender a un culturista las hormonas del crecimiento que los médicos habían recetado a su hija de 15 años. En la misma operación, los Mossos d'Esquadra han arrestado a otras 10 personas, todas deportistas aficionados acusados de traficar con sustancias dopantes.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a doce personas en una operación contra una trama que traficaba sustancias dopantes para deportistas aficionados, entre ellos una madre y su pareja sentimental, que revendían la hormona de crecimiento que les suministraba un hospital para su hija de quince años.

En rueda de prensa, el jefe del área central de investigación de los Mossos d'Esquadra, el inspector Jordi Domènech, ha explicado que en la operación se han intervenido 5.600 dosis de diversas sustancias dopantes y se ha arrestado a cinco ciclistas aficionados,  cinco culturistas y la madre y su pareja sentimental, que han quedado en libertad con cargos. Según Domènech, la madre y su pareja recogieron alrededor de 17 cajas de hormonas de crecimiento que les prescribió un hospital de Terrassa (Barcelona) para el tratamiento de su hija, que suponen un coste para la administración de 170 euros cada una, y las revendieron por cien euros a un culturista de un bar cercano a su casa.

Este culturista se quedaba alguna de las cajas con hormonas de crecimiento para consumo propio -ya que incrementan la masa muscular- y luego algunas las revendía en el mercado negro, a precios que llegaban a los 500 y 600 euros. Cada caja que el hospital suministraba de forma gratuita para la niña contiene siete dosis, a aplicar diariamente, por lo que los Mossos calculan que la chica se quedó sin el tratamiento para su crecimiento durante unos tres meses.

Los Mossos d'Esquadra han puesto el caso de la chica en manos de la Fiscalía de Menores y también lo han comunicado a los médicos que le prescribieron el tratamiento para incentivar su crecimiento. Domènech ha afirmado que la madre y su pareja sentimental son de clase media y no tenían problemas económicos, por lo que considera que optaron por revender las hormonas de crecimiento que tenían que suministrarle a la niña para lucrarse.

Este tipo de hormonas de crecimiento con garantía hospitalaria son muy buscadas en el mercado negro, ya que ofrecen más garantías de calidad que las que se compran en Internet a países como China, Turquía o Brasil, puesto que en este caso se desconoce si han caducado o si han sido falsificadas. A diferencia de la madre y su compañero, que pretendían lucrarse, los diez deportistas detenidos en la operación traficaban con el objetivo principal de poderse pagar las sustancias dopantes que consumían, si bien en uno de los casos sí que hubo enriquecimiento personal, ya que a uno de ellos se le intervino numerosas dosis.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.