'TURISMO DE BORRACHERA'

'TURISMO DE BORRACHERA'

Barcelona inicia inspecciones en pisos del barrio de la Barceloneta

Tres equipos integrados por técnicos municipales y agentes de la Guardia Urbana han iniciado inspecciones aleatorias en edificios del barrio barcelonés de la Barceloneta, en el marco de una campaña que pretende "peinar" la zona en busca de apartamentos turísticos ilegales.

Según han informado fuentes municipales, los controles de tres nuevas patrullas de inspección fueron una de las medidas que la concejal del distrito de Ciutat Vella, Mercè Homs, han anunciado el pasado viernes día 22 para atajar el llamado 'turismo de borrachera', que en los últimos días ha provocado las protestas de los vecinos del barrio de la Barceloneta.

Las patrullas están integradas por un técnico municipal del área de inspecciones del consistorio y por un agente de la Guardia Urbana, que eligen aleatoriamente determinados edificios del barrio para controlarlos de forma sistemática.

Una vez seleccionado el bloque, los equipos mixtos comprueban puerta a puerta la identidad de los vecinos que residen en ellos y recaban información de éstos sobre la posible existencia de apartamentos ilegales en el bloque o de turistas con comportamientos incívicos.

En el caso de no poder contactar con los habitantes de alguna de las viviendas del bloque inspeccionado, los equipos municipales regresan al piso en otros momentos del día hasta lograr aclarar quién reside en el mismo, ya que el objetivo de la campaña es llevar a cabo un control "sistemático" de los inmuebles de la Barceloneta, según un portavoz municipal.

De detectar viviendas alquiladas ilegalmente a turistas, los inspectores abren el expediente administrativo correspondiente, mientras que los agentes de la Guardia Urbana tienen como cometido sancionar las conductas incívicas o que vulneren las ordenanzas municipales.

Según datos municipales, durante este mes de agosto se han recibido 50 quejas por molestias originadas desde pisos turísticos en la Barceloneta, frente a las 14 del mismo mes del pasado año, mientras que en julio hubo 37 (fueron 19 en julio de 2013).

A diferencia de las inspecciones que se llevaban a cabo hasta ahora, los controles se realizan de oficio, sin que exista una denuncia previa. El refuerzo de las inspecciones en la Barceloneta no contenta, sin embargo, a los vecinos del barrio, que el pasado sábado día 23 volvieron a manifestarse tras abandonar sin acuerdo la reunión con la concejal de Ciutat Vella.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.