AUMENTA LA TENSIÓN EN LA REGIÓN

AUMENTA LA TENSIÓN EN LA REGIÓN

Hamás llama a los palestinos a empezar este viernes una tercera Intifada

Es la respuesta del jefe político del movimiento islamista Hamás tras el reconocimiento de Donald Trump de la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

El jefe político del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, llamó a los palestinos a comenzar este viernes una tercera Intifada, tras el reconocimiento ayer del presidente estadounidense, Donald Trump, de Jerusalén como capital israelí. "Mañana viernes 8 de diciembre será un día de la ira y el comienzo de una nueva Intifada llamada 'la liberación de Jerusalén'", dijo el líder islamista en una rueda de prensa en Gaza capital.

Miles de palestinos han salido a las calles en Gaza, Cisjordania y la zona oriental de Jerusalén en las primeras protestas. En Gaza, cientos de palestinos acudieron a las zonas fronterizas, donde se enfrentaron con las tropas israelíes, que respondieron con disparos hiriendo a seis personas, una de las cuales se encuentra en estado crítico, según fuentes médicas. En Ramala (Cisjordania), cientos de personas se congregaron a mediodía en la plaza de Al Manara, desde donde marcharon hacia un puesto de control militar israelí en el noreste de la ciudad, donde tiraron piedras y cócteles molotov a los soldados, que respondieron con fuego real, balas de acero recubiertas de caucho y gases lacrimógenos.

También hubo grupos que acudieron al puesto militar de Qalandia, el principal entre Ramala y Jerusalén, donde se enfrentaron con las fuerzas de seguridad. "Hemos venido aquí, aunque sabemos que una piedra no puede hacer nada contra ellos", dijo Mohamed, estudiante de ingeniería informática, que señaló que: "esto es lo único que podemos hacer, y seguiremos haciéndolo", cerca del puesto militar a las afueras de Ramala. Su compañero, Mustafá, señaló que "la gente ha venido hoy a protestar porque no espera que su liderazgo haga nada". "Si esperáramos algo, no estaríamos aquí", añadió.

Decenas de los manifestantes (algunos con la cara cubierta con kufiyas, el pañuelo tradicional palestino) portaban banderas palestinas y gritaban eslóganes contra Trump y contra la ocupación israelí. "La gente ha venido a dar su respuesta al anuncio de Trump y a manifestar su opinión contra lo que ha sucedido", indicó un agente de seguridad palestino que pidió no ser identificado. Otra de las personas que se acercó al lugar, Wajdi, de unos 30 años y funcionario público, coincide en que "la gente no ha esperado a que hubiera respuesta del liderazgo palestino, por eso han acudido".

El lunes está previsto que el presidente palestino, Mahmud Abás, se reúna con el liderazgo palestino para decidir las medidas a tomar ante la declaración de Trump, que viola los acuerdos internacionales y a su entender, acaba con cualquier posibilidad de una solución negociada al conflicto. "Cuando el lunes se reúnan, las cosas pueden empeorar", advirtió Wajdi.

En Jerusalén Este también se registraron altercados y se palpaba la tensión, sobre todo en torno a la Ciudad Vieja. Según informó a Efe el Ejército israelí "en Hebrón, cientos de palestinos participaron en disturbios y lanzaron piedras contra los soldados, que respondieron con medios de control de masas. Dos de los manifestantes fueron heridos y seis fueron arrestados". "Hay disturbios a lo largo y ancho de Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)" agregó una portavoz militar.

Erab Fuqaha, portavoz del servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja), señaló que los disturbios se habían saldado a primera hora de la tarde con 53 personas atendidas: 34 por inhalación de gas lacrimógeno, cinco con heridas de bala, diez con heridas de balas recauchutadas y otros cuatro con golpes y contusiones. En Gaza, el portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qedra, declaró que soldados israelíes dispararon contra manifestantes que se acercaron a la zona fronteriza hiriendo a seis de ellos en el este de la ciudad de Jan Younis, uno de los cuales se encuentra en situación de extrema gravedad.

El movimiento islamista Hamás llamó a iniciar una tercera intifada en protesta por la decisión estadounidense, que los palestinos ven como un reconocimiento a la soberanía israelí sobre toda la ciudad de Jerusalén, incluida su parte oriental, de mayoría de población árabe, ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días, de 1967, y anexionada unilateralmente en 1980. Se espera que este viernes, día sagrado musulmán, aumente la tensión y se repitan las concentraciones en los territorios ocupados, ante lo que el Ejército israelí ha reforzado su presencia en Cisjordania con varios batallones.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.