SOLO HAY 35 EN TODO EL MUNDO

SOLO HAY 35 EN TODO EL MUNDO

El Papa proclama a San Juan de Ávila 'Doctor de la Iglesia Universal'

Miles de españoles han viajado al Vaticano para estar presentes en la misa oficiada por el Pontífice.  Al acto también ha acudido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

El papa proclamó "Doctores de la Iglesia" al español Juan de Ávila y a la alemana Hildegarda de Bingen, en la misa de apertura del Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización, en la que resaltó la figura de ambos santos, de los que dijo son "figuras luminosas, para admirar". Juan de Ávila e Hildegarda de Bingen pasan a formar parte del exclusivo grupo de "Doctores de la Iglesia Universal".

En los dos mil años de historia de la misma, sólo 35 santos forman parte de este reducido grupo. Juan de Ávila, patrón del clero español, se une a otros grandes doctores de la Iglesia nacidos en España, como San Isidoro de Sevilla (560-636), Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y San Juan de la Cruz (1542-1591). Catalina de Siena, Teresa de Lisieux, Agustín de Hipona, Ambrosio de Milán, Gregorio Magno, Juan Crisostomo, Tomás de Aquino, Bernardo de Claraval, Francisco de Sales y Antonio de Padua son otros santos a los que los papas les otorgaron el título de "Doctor de la Iglesia Universal" por su erudición y por considerarlos maestros de fe para los fieles de todos los tiempos.

La proclamación se produjo al comienzo de la misa solemne celebrada en la plaza de San Pedro del Vaticano y ante la presencia de decenas de miles de personas, entre ellas varios miles de españoles venidos de Almodóvar del Campo, Montilla y Baeza, las ciudades españolas donde nació, murió y ejerció gran parte de su labor Juan de Ávila, y de otros puntos de la península.

En la fachada principal de la basílica de san Pedro colgaban dos grandes cuadros de los nuevos doctores de la Iglesia. También asistió una delegación oficial española, encabezada por Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia, que cubría la cabeza con un velo negro, y María Dolores de Cospedal García, presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha (gobierno autonómico), que lució mantilla española.

De la delegación española formó también parte el embajador ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Saénz de Buruaga y Rafael Mendívil Peydró, subsecretario de Asuntos Exteriores y de Cooperación, entre otros.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.