PUEDE RESULTAR PELIGROSO

PUEDE RESULTAR PELIGROSO

¿En qué consiste el experimento de la serpiente del faraón?

El tiocianato de mercurio es un compuesto químico inorgánico que al entrar en contacto con el fuego produce una abultada 'serpiente' que da nombre a este experimento. Sin embargo, se trata de un compuesto muy tóxico, por lo que utilizando otros materiales se puede conseguir el mismo efecto.

 

Una alumna de 30 años se ha quemado el 22% de su cuerpo tras sufrir una explosión cuando estaba haciendo un experimento químico en clase. Se trata de la serpiente del faraón, una reacción química cuyo resultado son cenizas expelidas de forma que se asemejan al crecimiento de una serpiente.

Inicialmente, para realizar el experimento se utilizaba tiocianato de mercurio, un compuesto químico inorgánico que en contacto con el fuego produce una abultada "serpiente", de ahí el nombre del experimento. Sin embargo, este compuesto tiene propiedades tóxicas, por lo que para realizar la serpiente del faraón es conveniente sustituirlo por otros materiales.

Para hacer este efecto, se necesita arena, bicarbonato, azúcar y alcohol. En primer lugar se mezclan el bicarbonato y el azúcar y una vez que está hecho se pone arena en un molde ignífugo y en el centro se pone la mezcla. La arena debe haber sido rociada previamente con alcohol o gasolina.

Una vez preparado, en un lugar seguro, se prende fuego a la mezcla de bicarbonato y azúcar, creando así el efecto óptico que da nombre a este experimento.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.