Pablo y Don Ignacio han regresado a La Casona después del juicio en el que ha tenido que contar todo lo que ha ocurrido mientras se estaba jugando la vida. “Salvo imprevistos creo que podemos congratularnos por tu libertad”, afirma Ignacio Solozábal al sentir que el joven saldrá airoso.

Para librarse del congreso de guerra, Pablo debe de pagar dos precios bien altos. A uno de ellos ya ha hecho frente y Don Ignacio le ha comentado cuál es el segundo al que debe hacer frente. ¿Cómo se habrá quedado Pablo tras esa noticia que rompe su corazón? ¿Cómo será su vida de ahora en adelante?