Nos visita en plató

Endeudada desde hace 20 años por una herencia millonaria envenenada: "Peor que un infierno, no tengo salida"

El padre de Paloma falleció en 2004 y le dejó una herencia de más de 2 millones de euros en propiedades, por lo que le pidieron pagar 40.000 en impuestos. Ella lo hizo, pero 3 años después Hacienda revisó la declaración de la renta y le pidieron más de 400.000 euros más, un dinero que no pudo pagar y que ha hecho que la deuda se vaya acumulando.

Publicidad

Paloma recibió una herencia millonaria de su padre de más de 2 millones de euros en propiedades cuando falleció en 2004 y, aunque parecía que iba a resolverle la vida, se la ha complicado aún más.

Ella tenía 23 años entonces y le dijeron que tenía que pagar 40.000 euros en impuestos, algo que ella hizo. Sin embargo, tres años después, Hacienda revisó su declaración de la renta y le obligaron a realizar una complementaria porque no estaban de acuerdo con lo que le habían cobrado.

Le reclamaron entonces más de 400.000 euros del impuesto de sucesiones, pero ella no lo podía pagar, por lo que su deuda comenzó a multiplicarse. En total, le reclamaban 951.000 euros, que, sumando los intereses, se convirtió en más de un millón el primer año.

Paloma tuvo que pedir avales en el banco y se le acumulaban las cartas entre multas e intereses. Sin embargo, ningún banco la respaldaba y todo el dinero que ingresaba se lo embargaban directamente, por lo que dejó su trabaja ante la frustración.

Finalmente consiguió pagar los terrenos que le estaban arruinando la vida y con ese dinero pagó los 400.000 euros que le pedían inicialmente, pero no era suficiente porque la deuda sigue creciendo.

20 años después, Paloma sigue luchando por sobrevivir por culpa de una herencia maldita que le ha dejado sin nada. "Esto te come, no es que te quiten todo, es que te quiten la vida", ha dicho.

Paloma tiene dos hijos pequeños y su situación económica es muy delicada, e incluso tienen que hacerle la compra porque ella no tiene nada. Los servicios sociales le dijeron, al ir preguntando ella por una alternativa, es que es víctima del sistema. "Tu alternativa es robar, me dijeron", ha asegurado.

Su vida, ha dicho, se quedó en el 2007 y que ahora solo ve la vida pasar porque no tiene margen de movimiento. "Yo no quiero vivir de nadie, pero no me dejan", ha contado.

Debido a la deuda, además, Paloma no tiene derecho a los libros del colegio ni a ayudas para comedor. "Ya no es que me protejan a mi, es que protejan a los niños", ha pedido.

María López, abogada experta en herencias, ha explicado que esta deuda no prescribe porque conforme Hacienda la reclama, esta deuda vuelve a reactivarse.

Antena 3» Programas» Y ahora Sonsoles

Publicidad