Ingredientes (4p.)

4 puerros

1 calabacín

1 patata

1 manojo de espárragos verdes

6 rebanadas de pan

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración:

Retira la parte inferior y superior de los puerros. Hazles unos cortes en cruz por la parte superior y lávalos bien bajo el grifo. Pícalos en medias luna y ponlos a rehogar en una cazuela con un chorrito de aceite. Pica también el calabacín (con piel) y agrégalo. Sazona y rehógalos un poco.

Pela la patata, casca y agrégala. Corta y elimina la parte inferior de tallo de los espárragos. Corta las puntas y resérvalas. Corta el resto en cilindros y añádelos a la cazuela. Rehoga todo un poco. Cubre con agua, sazona y cuece todo durante 15 minutos. Tritura bien hasta que quede una crema homogénea. Pon a punto de sal.

Corta el pan en dados y fríelos en una sartén con aceite. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Corta las puntas de espárrago en 2-3 trocitos y saltéalos en otra sartén con un chorrito de aceite.

Reparte la crema en 4 platos y coloca en cada uno, unos costrones de pan frito y unas puntas de esparrago.

Decóralos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Para cortar el pan es recomendable hacerlo siempre con un cuchillo de sierra.