Ingredientes (4p.):

1 fogonero (1.200 g)

2 pimientos rojos

2 berenjenas

2 cebolletas

2 dientes de ajo

harina y huevo para rebozar

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración:

Lava los pimientos y las berenjenas y colócalos en una fuente apta para el horno. Coloca al lado las cebolleta y el diente de ajo (con piel) aplastado. Riega todo con un chorrito de aceite, sazona y hornéalas a 180ºC durante 40 minutos. Pasado este tiempo retira los pimientos y las berenjenas y deja las cebolletas 20 minutos más.

Pela los pimientos y córtalos en tiras gruesas. Corta las berenjenas (sin pelar) de la misma manera. Corta las cebolletas en juliana.

Pon todo en una fuente. Pela y pica el otro diente de ajo finamente y añádelo a las verduras. Sazona y aderézalas con un buen chorro de aceite de oliva.

Retira la cabeza, las espinas y la piel del fogonero. Córtalo en trozos y sazónalos.

Extiende la harina en una fuente y bate los huevos en un bol con una pizca de sal. Pasa los trozos de pescado por la harina y después introdúcelos en el bol con huevo batido. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe los trozos de pescado 1-2 minutos por cada lado. Retira y escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve el pescado y acompáñalo con la escalibada. Decora con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si vais a cocinar el pescado sin piel no es necesario descamarlo.