Ingredientes (4p.)

4 muslos de pollo

4 lonchas de queso

8 tomates en aceite

1 pimiento rojo

16 judías verdes

3 zanahorias

50 ml de txakoli

60 harina de maíz refinada

60 g de harina de trigo

60 ml de agua fría

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Deshuesa los muslos de pollo. Extiéndelos sobre una superficie lisa y salpimiéntalos.

Rellena cada uno con un par de tomates y una loncha de queso. Enrosca y átalos con cuerda de cocina. Colócalos sobre una bandeja apta para el horno. Riégalos con un chorrito de aceite y otro de txakoli. Ásalos a 190ºC durante 40 minutos.

Pela el pimiento rojo y las zanahorias y córtalos en tiras.

Retira los hilos y las puntas de las judías y córtalas en tiras. Pon las harinas en un bol, vierte el agua fría, sazona y mezcla bien con una varilla.

Introduce la verdura en la tempura y fríelas en una sartén con abundante aceite caliente. Cuando se doren, retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Sazónalas.

Retira la cuerda de los rollitos y sirve un en cada plato. Agrega un poco de perejil al jugo de la bandeja y salsea los muslos. Sirve al lado de cada muslo, una porción de verduras en tempura. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Para que la tempura quede crujiente es importante freír las verduras en abundante aceite caliente. Si no tenéis freidora, es mejor hacerlo en un cazo (con abundante aceite) que en una sartén.