"Llevo 9 meses al frente del partido y mis predecesores ganaron a la tercera", señala Pablo Casado. "Veníamos de una tendencia muy complicada: en 2015 perdimos la mitad de los votos y en 2016 repuntamos un poco con el miedo a Podemos", asegura el líder del PP.

Destaca que "la fuga de votos del PP a otra formaciones ha sido casi simétrica y ha habido personas que han desconfiado del PP por cuestiones como la corrupción".

No cree que haya habido ningún giro al centro y niega haber cambiado el discurso, ni considera que Aznar sea más de derechas que Rajoy. Señala Casado que si ahora Ciudadanos o Vox intenta imitar al PP, se fragmentará el voto y seguirá gobernando Sánchez. "Hoy por hoy necesitamos aglutinar todos los votos para que el PSOE tenga competencia", destaca.

Para Casado la comentada foto de Colón con Albert Rivera y Santiago Abascal no les haya perjudicado como partido. "El hechode que el Gobierno no pudiera pactar con Torra era algo que compartíamos todos. Lo que ocurre es que los de la foto se han dedicado a pelearse con el PP en vez de echar a Sánchez".

No quiere ser agorero sobre la próxima crisis pero cree que las cifras económicas actuales nos van a llevar por la senda del desempleo. "Hemos vivido una campaña que no ha sido limpia. Los debates no han sido limpios. Soy una persona que tiene buenas formas en políticas. Había partidos que decían que querían echar a Sánchez y solo atacaba al PP", determina.