Luis iba a hacer deporte a la cadena de gimnasios 'Dir' en Barcelona y el pasado 18 de octubre cuando se convocaron huelgas contra la sentencia del Procés acudió al establecimiento y se encontró con que estaba cerrado. Un cartel informaba que por las circunstancias del momento el local no abriría.

Al día siguiente, escribió una queja en la pagina web del gimnasio y a los pocos días le contestaron diciéndole que les parecían lamentable sus comentarios, "que denotaban poco sentido democrático, y que como consecuencia procedían a la baja por expulsión" ha contado Luis. Éste les contestó que, "no sabía que tuvieran la exclusividad de la Unión Europea para repartir carrera y demócrata. "Para esta cadena de independentistas los que no piensan como ellos no somos demócratas", señala.

Además, afirma que le amenazaron con tomar acciones legales. Por su parte, ha presentado una demanda a la agencia catalana de consumo por la infracción de varios artículos del código de consumo catalán, además de haberse quejado en varios medios.

Comenta que aún no ha obtenido noticias de la agencia catalana, pero que le informarán de las actuaciones que procedan. Éste también pidió a la cadena que le devolvieran la parte proporcional de la cuota anual puesto que ya había pagado por adelantado y el dinero fue devuelto.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.