Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Nutrición

¿Sabemos diferenciar los huevos ecológicos de los normales y el queso de los sucedáneos?

Ir al supermercado a hacer la compra se convierte en ocasiones en una carrera de obstáculos para decidir cuál es el producto más saludable. La nutricionista Verónica Chazín nos da las claves para aprender a diferenciar huevos ecológicos y sucedáneos del queso que llevan de todo menos queso.

Muchas veces no leer bien la etiqueta o no reparar en la letra pequeña de lo que compramos hace que no nos llevemos a casa el producto deseado. Uno de los productos con los que existe más confusión son los huevos.

La diferencia entre los huevos camperos y ecológicos es que en el primer caso se trata de gallinas que han estado en jaulas aunque hayan permanecido al aire libre en algún momento del día, mientras que en el caso de los ecológicos son gallinas en libertad, tal y como explica la nutricionista Verónica Chazín.

El precio es otra de sus principales diferencias. Mientras que los camperos oscilan en 1,50 euros, los ecológicos se adquieren por unos 5 euros. En el caso de los huevos ecológicos son gallinas que han tomado un pienso sin colorantes ni conservantes, mientras que en los camperos el pienso sí contiene aditivos.

Estos huevos se pueden diferenciar por el color de su yema. Las yemas más anaranjadas se corresponden con huevos camperos mientras que las amarillentas pertenecen a huevos de ecológicos.

Otro producto en el que suelen darnos gato por liebre es el queso. La experta nos recomienda fijarnos en el envase ya que en muchos casos ni si quiera aparece la palabra queso y encontramos algo como 'especial gratinado'. Los productos sucedáneos del queso tienen grasas distintas a la del lácteo y están compuestos de aceite de palma y de girasol.