Quiere aportar una visión política que va mas allá de su presencia. "Nadie tiene que pedir permiso para defender la constitución de España. El proceso separatista pretende convertir en extranjeros a los vecinos", destaca Álvarez de Toledo.

La periodista confiesa que se animó a dar este paso "por el peligro de la fragmentación del centro derecha". "Hay que sumar fuerzas. Los que estamos en la política tenemos que intentar forzar una mayoría frente a los que vienen a devastar España". Le preocupa Pedro Sánchez y sus alianzas independentistas: "su visión narcisistas del poder me parece peligrosísisma".

Ha destacado que hay varios elementos con Vox que no comparte. "No me gusta la tendencia de deportar a alguien por sus ideas". destaca.