Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Caso Asunta

Así fue la vida de Rosario Porto en la cárcel antes de suicidarse

Juan Luís Galiacho analiza para Espejo Público el recorrido de la madre de Asunta Basterra, Rosario Porto, por diferentes cárceles españolas, sus intentos de suicidio y la relación con las reclusas.

Juan Luís Galiacho, director de elcierredigital.com, habla sobre la vida de Rosario Porto, condenada a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija Asunta Basterra. "La vida de Rosario Porto en las cárceles españolas donde ha estado siete años hasta este pasado miércoles que se suicidó en la cárcel de Brieva ha sido una vida muy dura y difícil.

Juan Luís Galiacho narra el recorrido de Rosario Porto por la distintas cárceles. "Entró primero en la prisión de Teixeiro en Coruña donde ella tuvo grandes problemas de entendimiento y de asimilación. En el ambiente donde iba a pasar 18 años de su vida". Rosario Porto fue condenada por la muerte de su hija adoptiva Asunta a 18 años de cárcel.

"En Teixeiro ya tuvo problemas de convivencia. Fue sancionada con varios partes, por no colaborar con la higiene, por no colaborar con las tareas de limpieza ni con los talleres carcelarios" cuenta Galiacho. "Tuvo también un intento de suicidio. Intentando se tomar unas pastillas que había acumulado para su tratamiento de depresión. No se las tomaba en la enfermería sino que se las llevaba a la celda" recuerda. "Eso le originó que le levantarán tres protocolos anti suicidio".

Este fue el detonante para que cambiaran a Rosario Porto de prisión. "A la pontevedresa de A Lama, para que estuviera cerca de sus pocos amigos que todavía tenía" explica Juan Luís Galiacho, director de elcierredigital.com.

"Pero allí también tuvo serios problemas. Fue una presa huraña, conflictiva, con apenas relación con las demás presas" explica Galiacho que recuerda cómo Rosario Porto intentó quitarse la vida con un cordón de un chandal. "También intentó quitarse la vida con un cordón de un chandal en una ducha del módulo pero en un momento determinado se arrepintió y llamó a una presa de confianza que tenía que fue la que le quitó el cordón y evitó que pudiera suicidarse".

Instituciones penitenciarias decidió entonces moverla de cárcel ante la actitud de la presa. Juan Luís Galiacho analiza el traslado. "Decidiera llevársela hasta la cárcel de Brieva el día 10 de marzo, en pleno confinamiento. Pero tuvo que vivir allí los momentos mas duros sin poder salir. Enterándose del incendio del chalé donde presuntamente asesinó a su hija Asunta en Galicia".

Son los últimos meses de vida de Rosario Porto antes de suicidarse. "Apenas se relacionaba con las presas del denominado módulo rojo. Eran simplemente tres o cuatro reclusas de las llamadas duras. Apenas tenía relación y salía de su celda. Iba a la sala de lectura y se dedicaba a hacer crucigramas, anotaciones".

Precisamente esas anotaciones pueden arrojar luz sobre ciertos pasajes de su vida en la cárcel. "Fueron anotaciones que dejó guardadas en la celda porque ordenó todas las pertenencias antes de terminar con su suicidio que se produjo justo a la hora del desayuno. Ella se vistió, se puso de pie para el recuento pero luego no bajo a desayunar lo que alertó a los funcionarios de prisiones". Cuando llegaron a la celda los vigilantes "la encontraron ahorcada con una supuesta tela, con una especie de cinturón en una de las ventanas de esta vieja cárcel" describe Juan Luís Galiacho.