Atropello mortal

La abogada del conductor de autobús que atropelló mortalmente a un joven: "Si mi cliente no le pilla otro hubiera tenido mala fortuna"

"El perdón que nos pida ahora no nos vale" asegura la familia del joven atropellado mortalmente hace cuatro meses por un autobús de la EMT. El conductor se ha entregado ahora ante la policía.

Publicidad

Espejo Público ha hablado con la madre y la hermana del joven atropellado mortalmente por un autobús de la EMT el pasado mes de septiembre en el barrio madrileño de Usera. En los últimos días el conductor del autobús se ha entregado a la policía y su abogada ha explicado en el programa su versión.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de septiembre, entonces un conductor de la EMT atropelló a un joven de 33 años y posteriormente se da a la fuga. El fallecido dejó una hija huérfana. En el parte médico se indicaban lesiones compatibles con un atropello y con que el autobús le hubiese pasado por encima.

Casi cuatro meses después el conductor se ha entregado a la policía, su abogada Paloma Zuluaga explica que esa mañana su cliente fue a recoger el autobús temprano y que "vio a un hombre corriendo, que parecía que iba a lanzarse al autobús" por lo que asegura el detenido, ahora en libertad "giró el volante para no arrollarle" y defiende "estaba convencido de que lo esquivó. Su que es cierto que sintió un golpe, pero no creyó que lo hubiese atropellado".

Según la versión del conductor siguió con su jornada de trabajo hasta que hace un mes "en las cocheras donde recoge el vehículo pusieron un cartel pidiendo información sobre lo ocurrido y pensó en ese día". Finalmente se persona en comisaría donde es detenido.

Su versión no convence a la familia de la víctima que le recrimina "4 meses para venir a pedir perdón. Él no pensó en la familia de mi hijo", dice la madre del joven Cecilia a lo que la hermana Janela añade: "El perdón que nos pida ahora no nos vale".

La familia del joven asegura que hay una persona que no ha querido testificar que asegura "aporreaba la puerta del autobús pidiendo auxilio al conductor del autobús" pero que éste no hizo nada. Y es que según la madre y la hermana del fallecido la víctima antes de morir indicó que lo habían tirado de un coche y que luego lo habían atropellado pero los del SAMU "no le hicieron caso, le pusieron una vía y lo pusieron a caminar".

Zuluaga acabó reconociendo que su cliente no paró el coche porque se trataba de la zona de Orcasur "un sitio donde vive mucha etnia gitana, no paró por miedo a su vida". Antes la defensa del detenido había indicado que la víctima previamente "se lanzó a varios coches porque estaba bajo los efectos también del alcohol, de la droga y tenía problemas psiquiátricos. Unos 15 días antes él se intentó tirar por el Río Manzanares y unos agentes lo tuvieron que rescatar", versión que rechaza la familia.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad