Los Mossos d'Esquadra detuvieron al líder de Vox en Lleida José Antonio Ortiz Cambray, de 53 años, por delitos contra la libertad sexual al, supuestamente, haber abusado de un discapacitado del centro Aspros de Lleida. Según han confirmado fuentes judiciales, la víctima es mayor de edad, pese a que la denuncia la presentaron sus tutores legales, mientras que desde el centro Aspros han explicado: "no sabemos, ni podemos decir nada al respecto".

La detención tuvo lugar en e puesto de trabajo de Ortiz, en el barrio leridano de Cappont en Lleida.

Ante la aparición de la noticia en diferentes medios de comunicación, Vox ha hecho público un comunicado oficial según el cual Ortiz no ocupaba el cargo de presidente en Lleida y se trata de un "militante de base". De hecho, han añadido, que Vox no cuenta con "ninguna estructura organizativa" en la demarcación de Lleida "hasta la fecha" y precisa que el Comité Ejecutivo Nacional, máximo órgano de decisión del partido, no aceptó la propuesta de Ortiz de presidir la gestora provincial en Lleida y, por lo tanto, "nunca fue presidente".

Vox ha asegurado que elevará este caso al Comité de Garantías ya que el detenido se ha presentado como presidente de una forma "siempre personal y a través de sus redes sociales". Además, la formación ha informado de la suspensión de su afiliación hasta que se aclaren los hechos o "se pueda tomar una decisión fundada".