Tras 629 días sin su hijo, Joaquín ha explicado que "no estamos preparados para perder a nuestros hijos", pero siente consuelo porque "murió bien". Entrevistado por Gonzalo Bans, copresentador de Espejo Público y amigo de Ignacio Echeverría, el padre de la víctima del ataque terrorista en Londres el 3 de junio de 2017 describe a su hijo como una persona con "mucha ilusión por la vida, pero con unas convicciones muy sólidas que defendía bastante a ultranza". "Cuando te enfrentas, la vida te tritura, no hay nadie tan fuerte como para aguantar la incomprensión de otros", señala, y recuerda cómo decía que si él hubiera estado en otro atentado otra persona no habría muerto.

"Si Ignacio hubiera sobrevivido a esto y se hubiera escondido, habría tenido una tara más a lo largo de su vida", recuerda el padre entre lágrimas: "Tenía mucho tesón y mucho empeño en sentirse bien consigo mismo".

El hombre recuerda que descubrió que algo le había pasado a su hijo al día siguiente, cuando no habló en los chats de WhatsApp familiares, en los que era muy activo. Según le contaron los amigos, antes del suceso había estado patinando con sus amigos, con los que se quedó a cenar en lugar de ir con su hermana, con la que había quedado. Cenando con ellos fue cuando Ignacio vio que se estaba produciendo el ataque y no dudó en salir e ir en dirección contraria a la gente, sacando el monopatín de su bolsa, aunque finalmente fue apuñalado por la espalda y murió desangrado.

Durante el tiempo que estuvo desaparecido, temió que los terroristas lo hubieran secuestrado o lo hubieran torturado porque no tenía nada de información. En cualquier caso, defiende esta desinformación porque "hay que cuidar a la sociedad" y eso estaba por encima de lo que pueda sentir o pensar cualquier persona individual.

En cuanto a los reconocimientos que recibió su hijo, agradece que los tres cuerpos de policía de Reino Unido se reunieron por primera vez para dar una medalla a una persona. "Estamos muy agradecidos y valoramos mucho que se hayan unido para hacerlo por primera", señala visiblemente emocionado, y añade: "Lo que hizo no tuvo precedentes".