David Bustamante ha asegurado en 'El Hormiguero 3.0' que de pequeño no le gustaba pelearse y que le gustaba jugar al fútbol y se le daba bien. "Las patadas que recibía eran tremendas y, como no me gustaba pelearme porque tenía miedo a hacer daño, para que me defendiera tenían que ser que me dieran a mí", ha confesado.

Bustamante ha reconocido que en la adolescencia cambió y tuvo su época de "chuleta" y de "hortera en todo su esplendor" y ha descrito el 'look' que le gustaba llevar. Y ha recordado que su hija Daniela, que ahora tiene 10 años, está llegando a esta etapa: "Estoy enfadado con ella porque la dije que a los 5 ya no creciera más y no me hizo ni caso", ha bromeado.

También se ha referido a su primera etapa trabajando y ha revelado que tuvo un encargado que le metía "mucha caña" y les tenía incluso "tirria", llegando a sentirse acosado en el trabajo.