'El Contenedor' llegó este lunes a nuestras pantallas, siendo el estreno más visto del verano y líder absoluto del lunes. Cuatro familias decidieron despojarse de todo para aprender a valorar lo que realmente importa. Los concursantes, acostumbrados a vivir con grandes lujos, conocen cómo es la vida sin nada y empiezan a priorizar los objetos necesarios, como un colchón, una sábana o un costurero. Cada día recorrerán un kilómetro sin nada para recuperar uno de sus objetos personales.

Acostumbrados a vivir con grandes lujos, conocen cómo es la vida sin nada y empiezan a priorizar los objetos necesarios

Dani y Lidia son una pareja de Sabadell, que viven su día a día rodeados de un gran número de objetos materiales. La pareja asegura que no puede vivir sin móvil, sin ropa o sin maquillaje. Por eso han decidido enfrentarse al reto de 'El Contenedor' y deshacerse de todo. Mientras que Dani no tuvo problema en quitarse la ropa, Lidia tardó un buen rato en desnudarse y depositar todas sus pertenencias en la caja. La profesora supo buscar rápido una solución ante su desnudo, pero lo de salir a la calle sin ropa no lo llevo tan bien.

Lo que pensaban que era algo sencillo, les está costando más de lo que creían. Dani y Lidia no han sabido hacerle frente al primer día y la tensión se ha desatado entre ellos.

"Estoy decepcionado , las cosas hay que hacerlas en equipo"
La pareja no se ha mostrado nada unida en las pruebas y Dani lo ha notado. "Estoy decepcionado , las cosas hay que hacerlas en equipo". Lidia no se amolda a vivir sin ropa y se niega salir a la calle, pero Dani necesita el apoyo de su pareja para seguir adelante en 'El Contendor'.

Tras varias discusiones, la pareja ha decidido unirse y salir en busca de comida. Lidia que había cantado varios años en un coro, ha retomado su pasado musical y se ha puesto a cantar en la calle junto a Dani para sacar algo de dinero.

"Me he puesto en la piel de la gente que pide y es super frustrante"
Pero el resultado no ha sido cómo esperaban. "Por un momento, me he puesto en la piel de la gente que pide y es super frustrante", ha reconocido Lidia.

Marina y Desiré son dos amigas de Benalmádena que han decidido enfrentarse juntas al reto de 'El Contenedor'. Las andaluzas le han hecho frente a la primera prueba de quitarse la ropa con humor, aunque han tenido algún momento de bajón que han sabido superar gracias al apoyo y la cooperación mutua.

La familia Izquierdo-Vicedo acierta con los objetos elegidos
Aunque el momento del desnudo y la primera noche sin nada ha sido dura para la familia Izquierdo-Vicedo, les ha servido para valorar qué era lo que realmente necesitaban y ha hecho una estrategia perfecta. Una cortina, un pijama, un sofá y ¡un costurero! ha sido los cuatro objetos que han rescatado los miembros de la familia. Una jugada de diez que les ha servido para dormir a todos cómodos y tapados.

Así ha transcurrido el primer día de nuestros concursantes de 'El Contenedor'. A pesar de las adversidades y algún momento de bajón, todos han conseguido superarlos y hacer frente a lo peor.