Podría convertirse en la 'Watchmen' para una nueva generación. En 'The Boys' los superhéroes son los villanos, campan a sus anchas por el mundo sin que los humanos sean conscientes de su inmenso poder y de las corruptelas que se esconden tras sus aparentes buenos modales. Amazon estrena el viernes 26 la primera temporada (habrá segunda) de la adaptación que producen Seth Rogen, Evan Goldberg y Eric Kripke del cómic de Garth Ennis (autor también de la violenta Precher) y Darick Robertson.

En este universo en el que una gran corporación protege a Los Siete, como se hacen llamar, un grupo de ex miembros de la CIA –"los chicos" del títulos– hará lo que sea por combatirlos. Acción brutal sin concesiones hacen de 'The Boys' una de las apuestas más arriesgadas (y potentes) de la temporada, más políticamente incorrectacon sexo explícito, acción violenta y delirantes pinceladas de gore y humor negro.

Pero, ¿quién es quién en esta especie de 'Liga de la Justicia' del lado oscuro?

EN EL LADO DE LOS BUENOS

Hughie (Jack Quaid, hijo de Dennis Quaid y Meg Ryan) trabaja en una tienda de electrónica. Su vida es de lo más normal hasta que un día, en medio de la calle, su novia Robin (Jess Salgueiro) muere en un terrible accidente que tiene como protagonista a uno de los superhéroes. Hughie pasa página, no le queda otra pues Los Siete son intocables. Hasta

que entra en su vida Butcher (Karl Urban), el ex líder de un escuadrón que trabajará para mantener a los superhéroes malvados a raya.

En un principio, a Hughie, más obsesionado con sus camisetas de grupos musicales que con urdir una venganza, no le interesa formar parte de este grupo de inusuales vigilantes, pero acabará comprendiendo que no le queda otra si quiere evitar que a otros les pueda pasar lo mismo. Hughie es como el espectador desde entonces, atónito ante todo lo que sucede.

Como ocurre en 'American Gods', Butcher va reclutando a otros miembros, a cada cual más raro, para que le acompañen en la aventura. Así conocemos a Mother's Milk (Laz Alonso), un tipo negro tamaño armario ropero que, sin embargo, manda besitos a su mujer a través del teléfono. El Francés (Tomer Capon), un ingenioso francés, especialista en armas con una delicada capacidad para empatizar con los demás. Y Hembra (Karen Fukuhara), una joven asiática que ha olvidado quién es y actúa como una máquina de matar.

EN EL LADO DE LOS MALOS

Los Siete son venerados como dioses, tienen más poder que los políticos y son los reyes de la taquilla, ya que protagonizan sus propias pelis y venden el merchandising. El jefe es el aterrador Homelander (Antony Starr), una especie de Superman con mechas rubias, cuya capa es la bandera norteamericana. Para él, nunca nada es suficiente; su sonrisa se le congela cuando ya no hay cámaras encendidas y ama en silencio a la responsable de la empresa que los protege. Esta mujer llamada Madelyn (Elisabeth Shue en uno de esos papeles que se quedan en la retina), es de la peor calaña. Aunque acaba de ser madre, y se pasa media temporada sacando leche de sus pechos delante de Homelander, su empatía con el ser humano es nula. Es fría, calculadora y la peor de todo el grupo, aunque carezca de superpoderes. Su poder es la ambición.

Junto a Homelander, cuatro tipos más. A-Train (Jessie Usher), que corre incluso más que 'The Flash', y aparenta seguir soltero para frustración de su novia. The Deep (Chace Crawford, 'Gossip Girl'), que, como Aquaman, se mueve como pez en el agua, pero en la superficie es un acosador que abusa de su estatus con las mujeres. El invisible Translucent (Alex Hassell), que cuando se materializa siempre, siempre está en pelotas. Y el silencioso ninja Black Noir (Nathan Mitchell) con similar máscara que Batman que, en principio, es el que pasa más desapercibido.

EN EL LADO DE LOS INDECISOS

Aunque forman parte inicialmente de Los Siete, las dos mujeres del grupo no las tienen todas consigo. Queen Maeve (Dominique McElligott) es una impresionante Wonder Woman, que, en ocasiones, duda de sus privilegios y se pregunta cuál es su papel real en todo eso. Homelander y ella forman una especie de pareja perfecta de cara a los medios, algo que se ve obligada a mantener de cara a la galería.

El fichaje de Starlight (Erin Moriarty), una chavala a lo Stargirl, le hará recapacitar sobre su estilo de vida. Por su parte, Starlight representa la sabia nueva, la ilusión que, sin embargo, choca de frente con la realidad cuando descubre que sus compañeros son unos asesinos y pervertidos. Carambolas de la vida, conocerá a Hughie y ahí comenzará la aventura real.

Junto al reparto protagonista Jennifer Esposito, la policía; Ann Cusack, madre de Starlight; Haley Joel Osment ('El sexto sentido'), como vidente; Giancarlo Esposito ('Breaking Bad'), como un enigmático pez gordo; y cameos como los del propio Seth Rogen, Billy Zane, Jimmy Fallon y, cómo no, Simon Pegg. En el cómic, Hughie se inspira en su físico, así que los creadores de la serie incluyeron al actor como padre de Hughie.

Seguro que te interesa:

El musculado cuerpo de Chace Crawford de 'Gossip Girl' en su vuelta a la televisión con 'The Boys'