ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

Emmy 2020: Los 7 momentazos de una gala histórica

Esta 72 edición de los Premios Emmy no pasará a la historia por sus previsibles ganadores ('Succession', 'Schitt's Creek', 'Watchmen') sino porque consiguió con su factor sorpresa por el coronavirus tenernos pegados a la pantalla y ser una entrega de premios de lo más peculiar.

Jimmy Kimmel en los Emmy 2020

Gtres Jimmy Kimmel en los Emmy 2020

Publicidad

Alfombra roja con distanciamiento social

Ni prisas en la alfombra, ni gritos de los fans, ni nervios por llegar a tiempo ni las incómodas preguntas sobre el diseñador del vestido (ahora lo que se estilaba criticar eran los muebles del salón como dijo Jimmy Kimmel el presentador). Gracias a estos "pandEmmys" en cambio nos pudimos colar en la casa de los nominados y cotillear alguna que otra decoración extraña (como el salón repleto de máscaras de Giancarlo Esposito, haciendo doblete con 'Better Call Saul' y 'The Mandalorian') y looks enigmáticos (de cintura para arriba había producción, pero nunca sabremos lo que escondían por debajo los encuadres). La primera conexión con Dylan McDermott, nominado por 'Hollywood', que presumió de su perro Otis, parecía abrir la veda para que los nominados presumieran de mascotas (pero no fue así, gracias). Las redes sociales jugaron un papel fundamental esta vez, adelantando el "mood" de los nominados, desde Jennifer Aniston (candidata por 'The Morning Show') en pijama, con la cara embadurnada de crema y una copa de champán –luego se encargó de presentar el primer premio, gritando porque Jimmy no la oía por el distanciamiento social–o una glamurosa Zendaya, nominada por 'Euphoria', presumiendo de un outfit firmado por Christopher John Rogers y taconazos Louboutin a través de su cuenta de Instagram (que también ejerció de presentadora).

Jimmy Kimmel ante una sala vacía

Ya lo había avisado. La gala de este año era un reto "monumental" en plena pandemia por la covid-19 y ahí nos mostraron 140 pantallas con los nominados conectados esperando en sus casas, algunos con sus mascotas, otros con sus bebés, la mayoría ya borrachos, según confesaron. Esperaba que fuera un desastre ya que recordó lo que eran las videoconferencias con las familias durante la pandemia. Eso es lo que imaginaba que iba a pasar con los famosos desde sus casas cuando conectaran con el zoom. Una dinámica vacilona que comenzó desde el principio porque “no puede haber un virus sin un huésped” dijo Jimmy Kimmel que añadió cómo en medio de una pandemia hacer una gala era algo frívolo pero “también lo es hacerlo todos los años”. La cámara enfocaba a la platea repleta de rostros conocidos, sin mascarillas, sin distancia social, aplaudiendo y sonriendo. Pero era mentira. La sala estaba vacía, "no es una manifestación a favor de Trump" (¿el mejor chiste de la noche?), con recortables de los nominados ocupando los asientos. Excepto Jason Bateman que sí que era real. “HBO puede enseñar el pene azul de 'Watchmen', la serie más nominada del año, pero yo no puedo decir 'Schitt’s Creek' sin que aparezca el nombre impreso” (Schitt puede sonar a 'shit', mierda).

Entrega del premio a domicilio

Kimmel abrió el primer sobre con unos guantes amarillos, lo echó al fuego para eliminar el covid y lo apagó con un extintor ayudado por Jennifer Aniston. Fue una broma que no se volvió a repetir, pero lo que sí fue un leitmotiv fue la recogida del galardón. Los candidatos iban apareciendo en pantalla y cada uno de ellos recibía la visita del entregador vestido con un mono negro, casco y pajarita. Lo que dio lugar a algunos vídeos divertidos ya que el entregador se iba por donde había venido si el nominado no ganaba. Un dj iba dando paso a las diferentes categorías mientras algunos actores aparecían por sorpresa junto a Kimmel, como Jason Sudeikis, que ha dado la campanada con su amable 'Ted Lasso', al que le hicieron una PCR en vivo y en directo. Desde la distancia, David Letterman con mascarilla y barbas canosas, vestido de esmoquin con pajarita en medio del campo celebró lo bien que iba la gala contando algunos chistes de finales de los 80. Lo que no varió fue el "in memoriam" de este año, sonando 'Nothing Compares to You' y cerrando el homenaje a los fallecidos del año con Chadwick Boseman ('Black Panther'). En cambio el momento más inesperado fue la reunión de las chicas de 'Friends', acompañando a Jennifer Aniston aparecieron Courteney Cox y Lisa Kudrow.

'Schitt's Creek' arrasó en comedia

En 2019 la ganadora fue ‘Fleabag’ (con su actriz protagonista, Phoebe Waller-Bridge) y se repartieron los premios con otras comedias como 'La maravillosa señora Maisel' y 'Barry'. Pero esta vez arrasó la canadiense 'Schitt’s Creek', que partía como favorita con 15 nominaciones y se lo llevó todo. Empezó su buena racha con premio a los mejores actores, los veteranos Catherine O’Hara y Eugene Levy. Le siguió su hijo Daniel Levy, creador de la serie, recogiendo premio a mejor guion y mejor actor de reparto con un traje de chaqueta con falda gris de Tom Ford. También Annie Murphy se llevó mejor actriz de reparto y como estaban todos juntos lo celebraron todos juntos (y desde Canadá). Y, como no podía ser de otra forma, 'Schitt’s Creek' se coronó como la mejor comedia de 2020 en su despedida. La palabra que más se escuchó en los discursos fue "libertad" para poder crear la serie que han querido hacer. Daniel Levy animó a votar como la única manera de que gane "el amor y la aceptación en nuestro país". Estos Emmy descubrirán a muchos una serie que ha pasado siempre un poco de tapadillo.

'Succession', la sucesora de 'Juego de Tronos

El relevo a 'Juego de Tronos', la serie más vista del mundo, no podía ser otra que 'Succession', con un titulo premonitorio y favorita en todas las quinielas (y a la que ningunearon un poquito el año pasado). Con una lazada al cuello de lo más extraña lo recogió emocionado Jeremy Strong como mejor actor (que competía con su padre en la serie Bryan Cox). No le siguieron otros miembros nominados de esta codiciosa familia, pero la serie se llevó mejor guion y dirección. Jennifer Aniston animó la gala con sus apariciones pero la jovencísima Zendaya le arrebató el premio por ‘Euphoria’ (y también a la "reina" Olivia Colman por 'The Crown', ojo). Su colega en 'The Morning Show', Billy Crudup sí que se fue con un Emmy (el primero) bajo el brazo (y curiosamente fue Doctor Manhattan en la adaptación cinematográfica). Y Julia Garner sumó su segunda estatuilla con 'Ozark' ("Conseguiremos un mundo mejor", dijo la actriz).

La adaptación de 'Watchmen', mejor miniserie

Después de 'Schitt's Creek' temíamos que 'Watchmen' se lo llevara también todo, pero estuvo más repartido. Los gemelos interpretados por Mark Ruffalo en la dramática 'La innegable verdad' le dan su segundo Emmy (como competía contra Hugh Jackman por 'La estafa (Bad Education)', Kimmel hizo la broma cinéfila diciendo que esto demuestra que Hulk ganaría a Lobezno). Y 'Mrs America' le dio a Uzo Aduba (popular gracias a 'Orange is the New Black') su tercer Emmy. Regina King, vestida con una chaqueta rosa chicle y camiseta reivindicativa, se lo llevó por 'Watchmen' (su cuarto Emmy, récord) y su marido en la ficción Yahya Abdul-Mateen II (el gigantesco y azulado Doctor Manhattan) como actor de reparto, lo que parecía adelantar que la nueva adaptación de la icónica novela gráfica se alzaría como mejor miniserie. Se cambió el desastre de 'Chernobyl' de 2019 por los superhéroes de 'Watchmen' (con 26 opciones fue la serie más nominada de esta edición). Una de las joyitas del año no se fue de vacío: 'Unorthodox' al menos se llevó mejor dirección.

Discursos a través de zoom: "¡Salid a votad!"

Algunos fueron grabados, como el de Morgan Freeman apoyando a sus colegas "jubilados" de 'El método Kominsky'; Elton John lo hizo con 'Schitt’s Creek' (cuando ya estaba todo el pescado vendido) o Lin-Manuel Miranda a favor de 'Lo que hacemos en las sombras' (y su compatriota latino). "Id a votar", dijo Regina King recordando el reciente fallecimiento de la jueza Ruth Bader Ginsburg. Repitió el mensaje Mark Ruffalo ("Salid a votad”) que habló de "amar y luchar los unos por los otros", y de “amor colectivo: ¿Vamos a ser un país dividido o donde quepa todo el mundo?”. Hubo mensaje también de unión desde el espacio ("debemos cuidar lo que tenemos en común, hay más cosas que nos unen de las que nos separan"). Kerry Washington (nominada por 'Little Fires Everywhere') y Reese Whiterspoon celebraron el fin de año para pasar cuanto antes a 2021. Yahya Abdul-Mateen II celebró su Emmy dedicándoselo a todas las mujeres negras y desapareció del zoom gritando emocionado. Otros confesaron lo que han estado haciendo durante la cuarentena, desde los animados Rick y Morty y David Spade disfrazado de Joe Exotic (de 'Tiger King'), hasta los venerados Margo Martindale ('Mrs America') –que dijo haberle dado a la bebida en su jardín– o Bryan Cranston presumiendo de su colección de premios Emmy, un guiño muy apropiado para esta edición, aunque 'Better Call Saul', el spin-off de 'Breaking Bad', se fuera de vacío.

Seguro que te interesa

Emmy 2020: El emocionado discurso de Zendaya, que hace historia con su premio a Mejor Actriz por 'Euphoria'

Publicidad