ObjetivoTV » Actualidad » Internacional

UNA TELENOVELA INOLVIDABLE

'Yo soy Betty, la fea': La enfermedad que Jorge Enrique Abello sufre por haber dado vida a Don Armando

Jorge Enrique Abello encarnó a Don Armando en 'Yo soy Betty, la fea' pero su interpretación tan entregada le provocó una enfermedad que descubrió de la forma más inesperada.

Publicidad

En 1999 se estrenaba una de las telenovelas más famosa de las últimas décadas, 'Yo soy Betty, la fea'. Una ficción colombiana que arrasó en éxito y que en España pudimos ver en Antena 3 en aquella época.

'Yo soy Betty, la fea' estaba protagonizada por Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello quienes encarnaban a Beatriz Aurora Pinzón Solano y Armando Mendoza. Betty era una joven brillante pero poco atractiva que empieza a trabajar como secretaria de Don Armando en la compañía de moda, Ecomoda.

Ya han pasado 20 años desde el final de la serie en 2001 pero todavía sigue habiendo legiones de fans que recuerdan la historia de amor de Betty y Don Armando o a algunos de los momentazos que dejaron para la posteridad personajes icónicos como la Peliteñida (Lorna Paz) o Hugo Lombardi (Julián Arango).

Yo soy Betty, la fea - Temporada 1 - Capítulo 93
Yo soy Betty, la fea - Temporada 1 - Capítulo 93 | Atresplayer.com

Además, también era característica la forma de actuar de Jorge Enrique Abello quien solía gritar mucho y enfadarse por todo lo que sucedía en Ecomoda. Pero, esta interpretación tan efusiva provocó que el actor sufriera una enfermedad cardíaca.

Así, lo revelaba él mismo en una entrevista que concedió a 'Nex Panamá' sobre la forma en la que descubrió esta dolencia: "Después del primer año de 'Betty, la fea', yo estaba comprando una casa, para que se den cuenta de qué tamaño era el reto y lo que hacíamos, y me pidieron los papeles del seguro pero no me lo aceptaron. Primero tienes que ir a que un cardiólogo te vea. Me llevaron a un cardiólogo en una clínica y me hicieron un electrocardiograma", explicaba.

"Como a los 10 minutos volvió el jefe de cardiología con mi amigo, que era médico, y me dijeron 'mira, o estás teniendo un infarto en este momento o ya lo tuviste. Vamos a entrar a cuidados intensivos'", dijo.

Para terminar apuntando: "El reto de ponerme bravo y molestarme tanto era tan grande, que llegó a generarme hipertrofia cardiaca. Esa fue la herida que me dejó ese personaje pero lo disfruté mucho porque sabía que si yo lo hacía con verdad, todo lo que le pasara a Betty, todo absolutamente todo iba a tener un drama mayor".

Seguro que te interesa:

'Yo soy Betty, la fea': Así es ahora Paula Yepes, la hija de Betty y don Armando

Publicidad