El nombre del último capítulo de 'Riverdale', 'Hot to get away with murder', ya adelantaba que iba a ser todo un shock para los fans, y no ha sido para menos.

Betty, Veronica y Archie siguen en el punto de mira por el asesinato de Jughead, y es que al haber aparecido su cadáver los seguidores empiezan a preocuparse de verdad por el futuro de Cole Sprouse.

El comportamiento sospechoso de los amigos de Riverdale va en aumento y Betty (Lili Reinhart) confabula con su hermano Charles para deshacerse de pruebas del crimen, mientras la culpa salta del trío a Donna Sweett y Bret Weston Wallis de Stonewall.

Finalmente se descubre que Donna drogó a Betty con algo que la hizo desmayarse durante el momento del crimen, lo que descarta que realmente haya podido tener algo que ver con la muerte de su novio. Y ahora que ella lo sabe, más vale que tiemble Donna.

Pero la mayor incógnita que tiene a los fans inquietos es, ¿está Jughead muerto realmente? ¿Hay que asumir su adiós y llorarle como su padre FP?

Muchos fans se aferran a la posibilidad de que todo sea una conspiración orquestada por el propio Jughead -e incluso Betty- para exponer las maldades de Bret y Donna después de haberle hecho la vida imposible en el colegio de Stonewall. Donde además, el propio profesor los animó a escribir sobre un 'murder mystery' como el que han acabado viviendo.

Además, para tranquilidad de todos los fans, los actores se encuentran ahora rodando nuevos capítulos y se ha visto a Cole en el set en numerosas ocasiones. ¿Podrían ser flashbacks...?

· · ·

Seguro que te interesa

¿Envidia? Dylan Sprouse se burla de los músculos de Cole Sprouse y KJ Apa ('Riverdale')