Dove Cameron es la última estrella de Disney que arrasa entre los jóvenes. Lanzó su carrera como actriz en 2012 con la serie 'Liv y Maddie', aunque realmente la fama la alcanzó interpretando a la hija de Maléfica en 'Los Descendientes', que ya cuenta con tres películas.

Fue en esta saga donde conoció a Cameron Boyce, con el que compartía reparto y al que la unía un vínculo muy especial. Su repentina pérdida fue un duro golpe para ella y reconoció abiertamente que acudía a terapia para superar su dolor. Y lo cierto es que este ha sido solo uno de los muchos momentos complicados que ha tenido que atravesar a pesar de su corta edad.

La joven, de solo 23 de años, está experimentando de primera mano qué es el éxito, pero, tal y como ella misma confesó en Just Jared Jr, tuvo una infancia "muy oscura" en la que no tuvo amigos y fue víctima de bullying. Se metían con su vestimenta, su delgadez, su frente ancha o sus dientes. "Llevaba bien estar sola todo el tiempo, pero el bullying empeoró mucho. Entonces dejé de ir a la escuela. Pero luego, cuando volví, había interiorizado que yo provocaba el bullying", contaba.

Por todo esto, Dove Cameron intentó pasar toda su época escolar de manera inadvertida, pero lo cierto es que sus compañeros se las ingeniaban para hacerle la vida imposible: desde encerrarla en un armario de la escuela hasta tirarle bebidas. Aunque cuenta que su peor episodio fue en un viaje extraescolar: "algunas chicas llevaron cuchillas de afeitar para depilarse las piernas y me las arrojaron y me dijeron que me matara".

Aunque esto no fue todo, a los 15 años atravesó por uno de los momentos más difíciles de su vida que explican su cambio de nombre. Si quieres saberlo, dale play al vídeo de arriba.

...

Seguro que te interesa...

'Los Descendientes': Dove Cameron se hace un significativo tatuaje en memoria de Cameron Boyce