LA MEJOR VESTIDA DE LA OFICINA

Casual, formal, business professional... así tienes que vestirte en función de tu trabajo

La gama cromática y el estilo de prendas pueden proyectar las cualidades profesionales que quieres transmitir a tu empresa.

Blazers

Blazers Pexel

Publicidad

STORIES

Se dice que la imagen es nuestra carta de presentación. Al menos, en lo que a trabajo se refiere. Está claro que, un determinado outfit condiciona la manera en la que los demás nos perciben y, en cierto modo, habla de nosotras. En el trabajo esto es especialmente importante, puesto que nuestro look puede reforzar las cualidades que queremos proyectar.

Es cierto que, años atrás, los códigos de vestimenta para ir a trabajar estaban mucho más definidos y eran más estrictos. Con el paso del tiempo, estas normas se han relajado y, más aún, después de la pandemia y la incorporación del teletrabajo en nuestra jornada de trabajo semanal. Pero, de todos modos, aún sabemos que no podemos ir a trabajar igual que cuando nos quedamos haciendo home office.

De hecho, según el tipo de empresa y tareas que desempeñes, tu vestimenta debe seguir un estilo u otro. Este artículo es una guía para ayudarte a definir tu look en función del tipo de trabajo. Verás como un outfit adecuado puede contribuir a elevar la seguridad en ti misma y tu profesionalidad de cara a los demás.

Ciencia

Por lo general, las profesiones de esta rama de conocimiento conllevan un grado más de movimiento que las de oficina, por lo tanto, debe imperar la comodidad. Para conseguirlo sin perder el estilo, puedes optar por unos pantalones oversize y una camisa. Termina el look con unos mocasines o unos zapatos planos.

Finanzas y contabilidad

El traje de sastre es un básico seguro, pero también puedes jugar con otros tipos de piezas, como gabardinas, vestidos, blusas…Todas ellas te ayudarán a tener un abanico más amplio de opciones que ampliarán tu fondo de armario.

Marketing, comunicación y publicidad

La creatividad es una herramienta clave en esta rama de profesiones. En ese sentido, tu look puede ser una buena manera de proyectar que tienes esta cualidad. Para ello, puedes jugar con piezas más transgresoras, pero sin olvidar la elegancia.

Recursos Humanos y psicología

Estas profesiones deben transmitir calma y serenidad. Así que, lo mejor es optar por piezas suaves. Los tonos marrones y rosas te van a ayudar a transmitir estas cualidades.

Arquitectura y profesiones artísticas

Estas profesiones también llevan la creatividad en su ADN, así que son las que permiten más juegos cromáticos y combinaciones arriesgadas. No temas en introducir accesorios y apostar por looks que transmitan un estilo más informal. En el caso de las arquitectas, también es bueno que el look sea creativo pero medido, puesto que la precisión es algo inherente a su profesión.

Política y abogacía

En estas profesiones deben dominar colores que inspiren confiabilidad e inteligencia. Como, por ejemplo, el azul o el blanco. Los trajes monocromáticos resultan un gran acierto, y pueden complementarse con algún detalle o complemento (joyas, bolso o zapatos) que aporten notas de color diferentes.

Ventas y comercial

De nuevo, es importante transmitir confianza y seguridad. Así que, la gama cromática que apunta hacia esta dirección es la más adecuada. Contrariamente, evita los colores llamativos, como el amarillo, puesto que llaman la atención y restan seriedad. La combinación de pantalón, blazer y accesorio siempre será una apuesta segura.

Estilos

Casual. En este estilo predominan las prendas básicas: camisetas, jeans, zapatos planos y deportivas, sudaderas, suéteres…

Formal. Es el que entendemos por un look elegante, que puede incorporar vestidos midi o largos y faldas, tacones y accesorios discretos.

Smart casual. Este estilo combina la formalidad con la comodidad. De esta forma, los outfits pueden incorporar blazers, mocasines y zapatos de tacón, con jeans o pantalones oversize.

Business professional. Es la opción más formal de todas y la que da menos pie a las apuestas atrevidas y extravagantes. Incluye vestidos y faldas de vestir, calzado cerrado y no puede llevar escotes ni transparencias.

Business casual. Es una opción formal que permite jugar con más texturas, colores, estampados y accesorios.

Novamas » Moda

Publicidad