HELADOS PERFECTOS

El truco infalible para conservar los helados en perfectas condiciones en tu congelador

En general, solemos pensar que con meter los helados en el congelador ya se conservan bien, pero hay casos en los que no es así.

Mujer comiendo un helado

Mujer comiendo un helado Pexels

Publicidad

Hace ya varias semanas que el calor se deja caer en los pueblos y ciudades de nuestro país. Es lo que tiene el verano. Un calor en algunos casos sofocante que nos invita a buscar todos los remedios posibles para soportarlo mejor: una terracita con sombra, un baño refrescante en la playa o en la piscina, tomar bebidas fresquitas y, como no, comer helados.

Durante esta temporada hacemos acopio de este producto tan veraniego y que nos da unos buenos momentos refrescantes, ya sea como postre o como merienda. Solemos tener el congelador lleno de helados y si son de tarrina los vamos abriendo y cerrando. Pero hacer esto tiene un inconveniente. Al cabo de los días, vemos cómo aparece una fina capa de hielo o cristalitos. Esto es porque al abrirlo, el helado se va deshaciendo y suelta agua. Y es esta agua la que se congela cuando volvemos a guardar la tarrina.

¿Cómo evitar la capa de hielo de los helados?

Es el truco más fácil del mundo. Cuando ya te hayas comido tu ración de helado y vayas a guardar la tarrina al congelador, ponla del revés. Así, las partes del helado que hayan podido quedar derretidas, bajarán hasta la tapa.

Estos cristalitos hacen aguar el helado y que pierda su riquísimo sabor. Aparecen también cuando la tarrina está bastante vacía, ya que hay más aire y el vapor de agua se congela. Para evitarlos, coge un trozo de papel film transparente y ponlo encima del helado. Es importante que haya contacto con el alimento y que no quede espacio para el aire.

Te recomendamos que compres un tamaño de tarrina adecuado al número de personas que seáis en casa para no tenerlo tantos días en el congelador y no se formen demasiados cristalitos. Por otro lado, es mejor poner la cantidad de helado que queráis en un bol y guardar al momento la tarrina. Así no tendrá tiempo de deshacerse demasiado.

¿Cómo evitar los cristales en helados caseros?

Hasta ahora, nos hemos referido a los helados de tarrina que podemos comprar en el supermercado o en las heladerías.

Si te animas a hacer un helado en casa -como estos que te proponemos de sandía y de plátano y chocolate- es muy importante que durante la elaboración sigas unos sencillos pasos para que no se formen cristales de hielo.

El primer paso es, al menos una hora antes de empezar la receta, guardar en el congelador el recipiente donde pondrás la mezcla de ingredientes. Así, cuando la quieras guardar para congelarla, el bol o el molde estará bien frío y no dará tiempo a la mezcla para derretirse.

La otra clave se encuentra en la elaboración. Una vez tengas todos los ingredientes en el bol, es el momento de mezclarlos bien, con fuerza y durante un buen rato, ya que así evitarás que entre aire en la masa. Además, de esta manera, quedará más homogénea y el helado será mucho más cremoso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo hacer helado tipo 'Frigopie' casero sin gluten y sin lactosa

Novamas » Cocina

Publicidad