NovaMás » Cocina

TRES RECETAS

Tabletas de chocolate caseras para triunfar con los peques

Te proponemos combinaciones que pueden resultar sorprendentes al principio, pero que están deliciosas y gustan a grandes y pequeños.

Tableta de chocolate negro

Tableta de chocolate negro Pexels

Publicidad

Por lo general, a los niños les encanta el chocolate y en el mercado podemos encontrar una gran variedad de productos y de un montón de sabores.

En este artículo, en vez de recomendarte cuáles puedes comprar, te vamos a dar ideas para hacer tabletas de chocolate en casa, una actividad que puedes hacer con los más pequeños. Ya verás que es mucho más fácil de lo que imaginas.

Dulce y salado sí son compatibles: chocolate con palomitas de maíz

Te gusta el chocolate y te gustan las palomitas. Entonces, ¿por qué no juntarlos en una misma receta? No tiene ninguna complicación, ya verás.

Por un lado, coge un bol y ponle agua (no demasiada porque nos servirá para hacer un baño maría). Por el otro, escoge el chocolate que más te guste -negro, con leche o blanco- pártelo en trozos y mételos en un bol. Pon este recipiente encima del otro con agua y ponlos al fuego. Para hacer el baño maría, el fuego no debe estar muy fuerte porque el agua no puede hervir.

Mientras el chocolate se va derritiendo, prepara las palomitas. Tampoco hay mucho secreto en eso. Si las tienes a granel, las puedes preparar con una sartén con aceite muy caliente o incluso al microondas. Y si las tienes de las que ya vienen empaquetadas, bolsa directa al microondas. Como novedad, ahora que se ha puesto de moda, puedes cocinarlas en la airfryer.

El chocolate ya se ha derretido y las palomitas ya han explotado todas. Es momento de machacar las palomitas y juntarlo todo, mezclar bien y meterlo en un molde. Una vez hecho, deja que se enfríen en la nevera.

Dulce y salado sí son compatibles, segunda parte: chocolate con kikos

Otra mezcla de estos dos sabores que se ha hecho muy popular es la de chocolate con kikos.

Los pasos son muy parecidos a los anteriores. Primero hay que fundir el chocolate. Antes te hemos contado cómo hacerlo al baño maría, pero también lo puedes hacer en el microondas. Para esta receta, si quieres, antes de fundir el chocolate, le puedes añadir un poco de manteca de cerdo o manteca de cacao.

Cuando ya esté todo derretido, hay que añadir los kikos. En este caso pueden ser todos enteros o machacados, dependiendo de vuestro gusto. Una vez lo hayas mezclado todo, viértelo en un molde.

Hasta ahora, hemos hablado de tabletas de chocolate, pero también puedes coger un molde para hacerlo en forma de bombones.

Déjalo todo un buen rato en la nevera… ¡Y ya estará listo para comer!

Chocolate con arroz inflado

Una última receta. Esta, con arroz inflado. Lo puedes preparar tú, pero si ves que te parece difícil puedes comprar los cereales krispies.

Aunque hasta ahora no lo hemos comentado, si no sabes qué chocolate usar, mezcla un poco de negro y un poco con leche.

Para incorporar junto al chocolate, también vas a necesitar manteca de cerdo o manteca de cacao.

A partir de aquí, sigue los pasos que hemos explicado anteriormente: mézclalo todo, ponlo en un molde y a la nevera.

Truco final. Si no tienes un molde con la forma de una tableta de chocolate, corta un brick de leche de arriba a abajo. Y si no tienes moldes en forma de bombón, pon los ingredientes en una cubitera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

¿Palomitas caseras en microondas? ¡Sí! ¡Es posible!

Publicidad