COCINA EN CASA

El alimento que puedes convertir en un ingrediente de lujo en el microondas

Te contamos cómo convertir el jamón serrano en un plato de alta cocina.

Hyliacom

Publicidad

STORIES

¿Sabías que la alta cocina no siempre está caracterizada por ingredientes muy caros? Es cierto, que muchas veces creemos que no podemos imitar estos ingredientes con productos que tenemos en casa, pero no es así, ya que no hay necesidad de gastarse mucho dinero en el supermercado.

Uno de estos ingredientes para obtener un plato delicioso es el jamón, producto español por excelencia, que es considerado un manjar tradicional en la mayoría de las familias españolas y por los turistas extranjeros. A continuación te explicamos cómo transformar este alimento, en un ingrediente de alta cocina tan solo usando el microondas.

Jamón serrano
Jamón serrano | iStock

Cómo convertir el jamón en un producto de alta cocina

En la mayoría de los hogares no puede faltar una pata de jamón serrano, suele ser un alimento que acompaña al plato principal a la hora de comer. Si quieres darle un plus a este alimento tan tradicional sigue estos pasos para innovar con este producto y convertirlo en un plato gourmet y, que además, cobre protagonismo a la hora de comer. Es el caso del crujiente de jamón que da un toque salado de forma sutil y que lo podemos hacer en nuestra propia casa con tan solo un electrodoméstico que tenemos casi seguro: el microondas.

Para realizar este plato de alta cocina, necesitaremos únicamente dos elementos: papel de cocina y jamón serrano. No es necesario que sea de gran calidad, cualquiera que encontremos en el supermercado. Posteriormente, debemos secar el jamón, y para ello, lo tenemos que colocar sobre una hoja de papel de cocina y meterlo en el microondas aproximadamente 1 minuto. Una vez finalizado este tiempo y cuando adquiera una textura seca, sacamos el plato y ya estará listo.

Cómo decorar el jamón crujiente en el plato

Una vez que tengamos el jamón crujiente preparado aconsejamos cortarlo en láminas para decorarlo y darle más sabor a nuestro plato. Otra opción diferente es trocear el jamón, con las manos, en pedazos pequeños para elaborar nuestra propia sal y acompañar el plato. De esta forma, podremos espolvorearlo y conseguir un toque de sal bastante versátil.

También puede interesarte...

El truco para saber el punto de la carne utilizando el dedo pulgar

Novamas » Cocina

Publicidad