Novamas » Belleza

VERANO Y CALOR

Estos son los alimentos que más te hacen sudar

Una dieta adecuada puede ayudarnos a reducir la sudoración, del mismo modo que, ahora que los termómetros se disparan, si no comemos bien y mantenemos unos malos hábitos alimentarios sudaremos más.

Estos son los alimentos que más te hacen sudar

iStock Estos son los alimentos que más te hacen sudar

Publicidad

Un exceso de sudor es un problema para muchas personas, ya que resulta incómodo, engorroso y a menudo inhabilitante, puesto que puede condicionar la vida social y afectar al descanso nocturno y la concentración. Es importante tener en cuenta que no todo el mundo suda de la misma manera. Según un estudio elaborado por la Universidad Camilo José Cela y publicado en el Scandinavian Journal of Medicine Science in Sports, algunas personas pierden electrolitos con mayor rapidez que otras, cosa que puede afectar a múltiples funciones del organismo.

Para contrarrestar esta pérdida de electrolitos cuando suben los termómetros, lo primero que tenemos que hacer es evitar la práctica de deportes de alta intensidad durante las horas de más calor, buscar siempre lugares frescos y adaptar en la medida de lo posible nuestra actividad a las circunstancias meteorológicas. Es importante, además, reajustar la dieta y evitar el consumo de determinados alimentos que favorecen la sudoración, la cual no es más que un mecanismo para regular la temperatura corporal, ya que al eliminar agua esta se reduce al tiempo que se pierden electrolitos, fundamentalmente sal. Estos son algunos de los alimentos que debemos desterrar si queremos sudar menos:

Picante

Chile, pimienta, cayena, tabasco o cualquier otro picante son potenciadores de la sudoración prácticamente inmediatos. Esto se debe a los efectos de la capsaicina, que provoca una sensación de ardor que activa los mecanismos del cerebro que alertan de un aumento de la temperatura corporal y hacen que sudemos más. Lo mejor es evitar los picantes y buscar otro tipo de condimentos para nuestros platos. Si sudamos mucho, no debemos descartar añadir algo más de sal a los platos, al menos durante los primeros días de calor hasta que el cuerpo se aclimate, ya que a través del sudor se pierde mucho sodio. Si somos deportistas, es conveniente consumir bebidas con electrolitos después de cada sesión para reponer los que se han perdido.

Del mismo modo, si somos de las que sudamos mucho, es conveniente evitar infusiones y bebidas diuréticas –tan de moda para combatir la retención de líquidos en verano–, que también nos harán perder electrolitos, y apostar por otro tipo de bebidas como batidos y smoothies de frutas, que contienen gran cantidad de antioxidantes.

Alcohol

El antídoto contra el calor es, para muchos, una cerveza bien fresquita, un combinado con hielo o incluso una copa de vino blanco. Aunque parezca una buena idea y en un principio la ingesta de estas bebidas nos pueda ayudar a sentirnos más frescas, lo cierto es que es un hábito totalmente contraproducente, porque en cuanto bebemos alcohol el cuerpo empieza a trabajar inmediatamente para eliminarlo a través del hígado, la orina y el sudor. Lo mejor si bebemos alcohol, cosa que se puede aplicar tanto al verano como a otras épocas del año, es hidratarnos convenientemente de forma simultánea, de modo que es recomendable ir bebiendo agua al tiempo que se ingiere alcohol, a poder ser en las mismas proporciones.

Café helado
Café helado | iStock

Frituras

Los alimentos pesados y las comidas copiosas harán que nuestro aparato digestivo tenga que trabajar más y, por tanto, sudemos más. Así pues, lo mejor es descartar alimentos excesivamente grasos y comidas muy pesadas y apostar por hacer varias comidas ligeras al día, evitando siempre frituras, quesos, embutidos, bollería, patatas fritas, salsas, etc. Las cremas y sopas frías son siempre una buena opción para estas fechas, pues nos permiten ingerir una buena cantidad de vitaminas y nutrientes (algunos estudios han relacionado el consumo de vitamina B con una menor sudoración) de forma ligera. Pese a que en líneas generales no nos suele apetecer consumir platos calientes en verano, no existe evidencia científica concluyente sobre el hecho de que estos estén relacionados con un incremento de la sudoración.

Por otra parte, según un estudio de la revista Circulation, las altas temperaturas –sobre los 43ºC de media diaria– provocan un aumento de las muertes por enfermedad cardiovascular, que se duplican e incluso se triplican. Razón de más, pues, para dejar atrás los alimentos que contienen un porcentaje elevado de grasas de mala calidad y apostar por aquellas grasas saludables procedentes del aceite de oliva virgen extra, el aguacate o los frutos secos, entre otros.

Café

El café, aunque lo tomemos con hielo, no deja de ser un excitante del sistema nervioso, cosa que puede hacer que sudemos más. Es frecuente, de hecho, que muchas personas que suelen consumir mucho café durante el invierno reduzcan drásticamente su consumo en verano, ya que el organismo es sabio y esta decisión nos está ayudando a sudar menos cuando aprieta el calor.

Publicidad