Si el calor infernal que ha invadido nuestro país este verano no te deja dormir, tranquilo: no estás solo, y existe una explicación científica. Varios estudios han revelado la importancia de la regulación térmica en la calidad del sueño; alrededor de una hora antes de dormir el cuerpo pierde calor corporal, lo que provoca una sensación de cansancio que nos ayuda a concebir el sueño. El calor ambiental no facilita esta regulación corporal necesaria para dormir, lo que provoca insomnio y perjudica la calidad del sueño.

Ya no tienes de qué preocuparte, en este tutorial en vídeo te explicamos cómo puedes ayudar al cuerpo a regular la temperatura corporal sin la necesidad de utilizar aire acondicionado, lo que garantiza un sueño largo y profundo.

Asimismo, aunque tu casa esté equipada con un efectivo aire acondicionado, debes saber que no es la mejor opción, y no sólo para tu bolsillo: dormir con el aire acondicionado es perjudicial para tu salud.

En primer lugar, el refrigerador provoca que el ambiente se reseque, lo que disminuye las defensas de las mucosas y facilita que suframos desde un catarro a una faringitis. Además, si tus músculos se enfrían en exceso pueden contracturarse y desencadenar una tortícolis o lumbalgia.

De la misma manera, si el aparato no se limpia con frecuencia, pueden proliferar hongos, bacterias o virus. Se han registrado varios casos de neumonía riniris alérgica o legionela debido al mal mantenimiento y el abuso de estos aparatos.

Por último, dormir con el aire acondicionado afecta gravemente a tu salud ocular, pues al resecar el aire puede provocar que el ojo se quede sin lágrimas, sufra picores o, incluso, conjuntivitis.

Pero no te preocupes, existen otras formas de lograr conciliar el sueño sin tener que recurrir al aire acondicionado. En este vídeo te explicamos todas las claves.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los trucos para no pasar calor en casa sin aire acondicionado

Estos son los mejores alimentos para combatir el calor