El tupper es uno de esos inventos que, desde su creación, se ha convertido en un imprescindible de la cocina de mucha gente. A diario, miles de personas se llevan al trabajo su comida preparada en estos recipientes tan prácticos. Y es que precisamente es eso lo que le hace tan especial: su practicidad; ayuda a que tu vida sea un poco más cómoda. Pero a veces se acumula la suciedad y limpiarlo se puede convertir en una tarea ardua. Por eso en este tutorial en vídeo te damos el truco para que tus tupper queden tan limpios como el primer día.

Es probable que si usas táperes de plástico, hayas observado que a medida que pasa el tiempo y crece su uso, es más difícil eliminar las manchas de salsa que se le quedan pegadas. Estas tienen una facilidad increíble de adherirse al plástico y es complicado limpiarlo después. Pero no te preocupes, porque hay buenas noticias: tiene una solución mucho más sencilla de lo que piensas (que no es pasarte horas frotando y echando litros y litros de detergente lavaplatos al recipiente que se supone que utilizas para facilitarte la existencia).

Te preparas la comida para ir al trabajo, pasas muchas horas fuera de casa y cuando llegas, el agotamiento no te deja recordar que lo tienes que sacar del bolso y lavarlo. Cuando vienes a darte cuenta, huele fatal, está lleno de grasa y los deseos de tirarlo a la basura no son pequeños. ¿Te suena esta historia? Si te ha pasado alguna vez, mira el tutorial.

El tupper es uno de los mejores inventos del día a día de muchas personas. Parece que llevan toda la vida existiendo, sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XX cuando un estadounidense llamado Earl Tupper inventó esta idea con el objetivo de almacenar y mantener los alimentos más frescos. Al táper de plástico hay otras alternativas, como los de cristal. Sin embargo, estos pesan más y son más frágiles, por lo que su uso no es tan común. Sea como sea, no esperes a darle al play para que quitarle las manchas deje de ser un problema.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así es como deberías estar limpiando el fregadero de la cocina

Esta es la comida que NUNCA deberías guardar en tuppers de plástico