Cuando freímos un huevo, estamos acostumbrados a que el aceite salte y nosotros también para evitar que nos deje alguna que otra marca en la piel o la ropa. Pero con los trucos que te mostramos en el vídeo situado en la parte superior, esto no te volverá a ocurrir.

Cocinar, sobre todo si no tienes mucha experiencia, puede ser una labor complicada. Tanto por las horas que conlleva, como por el esfuerzo y los daños colaterales generados por alguna quemadura con la sartén, la olla, el agua o el aceite.

Lo primero que hacemos al quemarnos la piel es meter la mano o la parte en la que nos hayamos hecho daño en agua fría o ponerlo en contacto con algo frío. Pero, ¿por qué no prevenir antes que curar?

Si miras el vídeo superior, podrás conocer una variedad de trucos para evitar que el aceite de una sartén salte mientras estás friendo un huevo, y evitarás así el dolor y las ampollas que salen tras el contacto de dicho líquido con tu piel.

Además, evitarás una gran cantidad de sustos provocados por este constante goteo de aceite por tu cuerpo, y notarás que el suelo y encimera de la cocina se ensucian mucho menos que anteriormente. De esta manera, ya no tendrás que preocuparte por llenar todo el suelo de la casa de grasa, ni porque las paredes y materiales de tu cocina queden repletas de aceite.

Del mismo modo, podrás freír huevos con más tranquilidad, y ya no te supondrá una verdadera lucha cada vez que quieras hacer uno y tengas que estar pendiente de que el aceite no lo ponga todo perdido y no te cause ninguna herida de más.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo evitar que salpique el aceite al cocinar

El truco casero para que desaparezcan las manchas de aceite de la ropa