Novalife » Útil para ti

Perros y gatos

Mascota al rescate: el vínculo entre personas y animales de compañía mitigó los efectos del confinamiento

El origen de la amistad entre humanos y animales se remonta a siglos atrás y se ha estudiado a lo largo de los años. Un estudio reciente publicado por Journal of Veterinary Behaviour sugiere que los animales de compañía han mejorado la calidad de las personas durante la cuarentena.

Publicidad

La pandemia mundial originada por la COVID-19 ha dado la vuelta a nuestra sociedad. Cada país tuvo que implementar sus propias medidas de cuarentena, adaptándose a la nueva situación. Desde el Journal of Veterinary Behaviour decidieron estudiar los efectos del periodo de confinamiento inicial de la

población española y sus animales de compañía.

En su estudio explican que les interesaba entender cómo la relación humano- mascota ayudaba a mitigar los efectos del confinamiento. Según los datos de

FEDIAF, un 24% de los hogares españoles tienen al menos un perro y el 11% un gato. En los resultados del estudio se aprecia que las relaciones entre las mascotas y sus dueños fueron vitales. Sobre todo, para compensar la reducción dramática de interacciones sociales y físicas entre las personas durante el confinamiento.

Los datos fueron recopilados gracias a un cuestionario que cada persona de la muestra escogida debía rellenar. Una vez realizado, se descartaron los cuestionarios incompletos, de forma que se analizaron las respuestas de aproximadamente 1.300 personas.

Los animales (en especial, los perros) son una genuina fuente de ayuda para personas con necesidades especiales. Desde perros guía hasta policía, los canes guardan una estrecha relación con sus dueños. Según el trabajo de Journal of Veterinary Behaviour, muchos de los estudios que se han realizado en esta área se han centrado en este tipo de escenarios específicos (asistir a personas con enfermedades específicas, por ejemplo). Sin embargo, la pandemia ha permitido estudiar a una población que estaba expuesta a la misma situación social.

Una de las mayores preocupaciones durante el aislamiento ha sido la soledad de las personas. Aunque este sentimiento puede dividirse en dos dimensiones, social y emocional, ambas son importantes en la misma medida. El estudio ha concluido que los dueños recibieron una parte sustancial de apoyo de sus mascotas. Además, según palabras literales del estudio, dicho apoyo se incrementaba cuando la calidad de vida del dueño estaba más deteriorada. Es decir, que el lazo que une a personas con animales se estrechó, y nuestros amigos peludos nos ayudaron a salir del bache.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Pueden las mascotas transmitir el COVID-19?

Cómo eliminar el olor de las mascotas en tu casa

Publicidad