Navidad se acerca, y con ella la decoración previa: el árbol, el belén, las luces... Hay que estar preparados para una fecha tan especial. La gran mayoría de personas aprovecha el puente de diciembre para preparar la casa de cara a las vacaciones de Navidad pero otras, se adelantan y lo hacen bastante tiempo antes ¿qué significa cuando una persona es tan previsora? Según una nueva investigación científica publicada en el Journal of Environmental Psycology, sugiere que las personas que decoran y preparan las Navidades con antelación son más felices.

Al parecer, se trataría de una felicidad contagiosa y propia de personas más amables, solidarias, positivas y con una mayor facilidad para perdonar, según han demostrado un grupo de psicólogos de Estados Unidos. La base de todo esto es que el llamado 'espíritu navideño' reduce, de forma bastante significativa, los niveles de ansiedad, estrés y negatividad de nuestro día a día. Cambiar nuestro entorno a algo que propicie la positividad, ya que esta es contagiosa.

Según el estudio, esa felicidad que sientes en cuanto comienzas a 'vestir' tu casa de navidad, no es solo tuya, sino que tiendes a compartirla con los demás. La clave de todo esto es que el espíritu navideño nos permite propiciar una serie de valores como son, la amabilidad, la facilidad para perdonar, la solidaridad y las ganas de ver más a la familia.

El estudio ha sorprendido a mucha gente, ya que existe gente que tienden a relacionar la Navidad con sentimientos de nostalgia e incluso con cierta tristeza. Pero en realidad, la investigación demuestra que esto les sucede a pocas personas ya que la gran mayoría siente crecer su positivismo y felicidad con los primeros adornos navideños. Sin embargo, no es lo único que han descubierto los científicos, también han revelado un dato de lo más sorprendente: escuchar música navideña durante todo el día provoca rechazo a la Navidad y un sentimiento negativo.