Novalife » Madres desastre

Cuarentena y salud

¿Tienes que dar a tu hijo vitamina D durante el confinamiento?

Y vamos para un mes de cuarentena, y lo que nos queda. Si tienes niños pequeños en casa y no tienes ni balcón ni terraza quizás te estés planteando si debes suplementarles con vitamina D.

Niño en casa

iStock Niño en casa

Publicidad

No sabemos si se va a levantar el pie con lo de sacar a los niños a la calle, como sí sucede en otros países. De momento, lo único que se sabe al respecto es que desde el Gobierno manifiestan que esta medida se tomaría cuando la situación lo permitiese… O sea, que así las cosas, todo indica que vamos para otro mes con los niños encerrados en casa.

Si tienes balcón o terraza, lo tienes fácil: pueden ponerse al sol un ratito al día y de paso, les da el aire. Si no tienes balcón o si vives en un piso interior, la cosa es ya más difícil. Y quizás te plantees si deberías suplementarles con vitamina D, porque ya llevan mucho tiempo sin que les dé el sol. ¿Qué hay que hacer? “La vitamina D es en realidad una "super hormona", implicada en infinidad de mecanismos fisiológicos. En esta circunstancia que vivimos, encerrados, recomendaría a todo el mundo exponerse en el balcón o ventana abierta al menos 30 minutos diarios. La alimentación no compensa, es una vitamina que sintetizamos, mediante la alimentación es ridículo lo que aportamos”, comenta la nutricionista Paloma Quintana.

Y ojo con pensar que con ponerlos a la ventana ya está arreglado el asunto: “Es muy importante no exponerse al sol a través del cristal, ya que a través de éste la cantidad de radiación no se relaciona con la síntesis de vitamina D», señala.

Niño bebiendo leche | iStock

La experta insiste en que si no podemos exponernos al sol, “Mejor suplementar la D3 de venta en farmacia siguiendo las especificaciones del fabricante, o mejor, de tu dietista-nutricionista. Si ya se tenía una deficiencia, es casi imposible salir de ella con alimentación simplemente, conviene suplementar. Mientras, para complementar, recomiendo consumo de alimentos grasos como pescados azules, huevo entero, setas, lácteos grasos. Esto nos puede ayudar pero nunca va a paliar la falta de exposición solar”.

Dos pediatras consultados, los doctores Mercedes Bernacer y José Ramón Fernández, consideran sin embargo que si el niño está sano y come de todo, no es necesario suplementar con ningún tipo de vitamina. Recomiendan que los pequeños tomen lácteos, huevos, pescado azul… La clave estaría en una alimentación variada, aspecto en el que también está de acuerdo Quintana: “En esta situación de cuarentena insistiría más en intentar reducir patologías relacionadas con el estrés, un estrés diario, que hace que demandes determinados nutrientes», afirma.

Publicidad