Notarás el resultado

Notarás el resultado

Diez trucos instantáneos para no parecer tan cansada

Hay días que te levantas con cara de haber cerrado un after, aunque en realidad hayas dormido tus ocho horas y hayas tenido –o al menos así lo crees tú– un sueño reparador. Otras veces, el exceso de trabajo, el estrés, la falta de sueño, la regla o una gripe hacen que tu cara parezca apagada, cansada y ojerosa.

Agotamiento
Agotamiento | iStock

Laura Conde (@LauraConde5) | Madrid | 20/03/2019

Si quieres acabar de un plumazo con ese aspecto lamentable y volver a lucir un rostro descansado y luminoso en apenas unos minutos, todos estos trucos te ayudarán a cambiar de aspecto en un plis plas.

Sérum efecto lifting

Es cierto que estos productos milagrosos son mano de santo, y que su aplicación antes de una cena o un acontecimiento en el que queremos estar estupendas, elimina cualquier atisbo de mala cara y atenúa los signos de la edad. Las cremas y sérums con efecto lifting tensan la piel, difuminan las arrugas y las líneas de expresión y reducen las ojeras. Es cierto que el efecto se nota, pero es importante recordar que conviene no abusar de este tipo de productos, pues no es beneficioso someter a la piel a ese efecto tensor/destensor que a medio plazo puede provocar flacidez.

Agua fría

Lávate la cara con agua fría a conciencia durante un rato, y si puede ser métete debajo de la ducha fría y mójate también la cabeza. Pasarás un mal rato, pero es mano de santo para reactivar toda la musculatura craneal y facial.

Masaje facial

Tras la aplicación de agua fría, un buen masaje facial puede ayudarte a mejorar el aspecto de tu piel, y te lo podrás realizar tú misma con las yemas de los dedos. Si tienes un aceite hidratante que sepas que va bien para tu piel, puedes utilizarlo para el masaje (pruébalo antes, pues muchas mujeres se quejan de que les salen granos cuando utilizan aceites, de manera que es importante que te asegures de que es el producto indicado para ti). El de rosa mosqueta es una maravilla, y miles de mujeres en el mundo se declaran fans incondicionales del de argán.

Cubitos de hielo | iStock

Exfoliar

A menudo el cutis cansado tiene un aspecto mate y apagado, cosa que mejorará instantáneamente con la aplicación de un buen exfoliante. Este eliminará células muertas e impurezas, y, si después hidratas la piel correctamente, adquirirá un aspecto mucho más vivo y saludable en apenas unos minutos.

Colirio en los ojos

Si aplicas unas gotitas de colirio o suero fisiológico en los ojos cuando estés muy cansada, estos ganarán luminosidad y viveza en un momento. Es un truco típico entre los maquilladores de las pasarelas, que consiguen miradas mucho más descansadas y alegres en las modelos.

Máscara de pestañas al poder

Aunque seas de las que no se suelen maquillar, debes saber que cuando tu cara tiene un aspecto cansado y apagado la máscara es fundamental para revertir esa situación. Agrandará la mirada y le aportará intensidad y luminosidad, algo fundamental teniendo en cuenta que cuando estamos cansadas donde más se nota es alrededor de los ojos.

Cubitos de hielo

Si el agua fría funciona a la hora de activar la circulación en el rostro, los cubitos de hielo son infalibles. Al parecer, Paul Newman solía meter su cara en un bol lleno de cubitos. Y vaya si funcionaba.

Brilli brilli

Cuando la piel está cansada es importante evitar los tonos mate, tanto en la base de maquillaje como en el labial o el corrector. Sin pasarte, aplica algo de brillo en pómulos y contorno de ojos, y huye de las barras de labios mate o demasiado intensas, pues un brillo suave en tonos rosas será la mejor opción. En el caso del colorete, es ideal que también tenga un punto de purpurina y que sea rosa, que siempre aporta salud.

Corrector de ojeras

Es muy importante aplicarlo con la punta del dedo, con ligeros golpecitos, y ponerlo también en el párpado superior, para que el tono sea homogéneo. Evita las sombras oscuras cuando estés cansada y opta siempre por una sombra ligeramente más clara que tu color de piel, que aporte brillo y luminosidad a tu mirada sin intensificarla.

Viste de tu color favorito

Parece una tontería, pero te verás mucho mejor si escoges ropa del color que más te favorezca, pues será tu aliada en estos casos. Si no tienes nada a mano, siempre es más interesante optar por tonos oscuros que por claros –y mucho menos prendas beige o color crema–, que harán que la piel adquiera un tono todavía más apagado.

Un toque de sérum tras el maquillaje

Solo tienes que aplicar un toque de sérum en el contorno de los ojos y en las mejillas una vez ya estés maquillada, con cuidado de que no retirar el maquillaje. Los resultados serán inmediatos (y espectaculares).

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.