La celulitis o lipodistrofia ginecoide es la acumulación de grasas en ciertas partes del cuerpo que hace que la piel se muestre abultada e irregular, de forma similar a la cáscara de una naranja. Algunas soluciones para eliminar o disminuir este efecto en el cutis son cremas específicas o masajes que ayuden a devolver a la piel su textura original.

Esta condición se da más en mujeres que en hombres y empieza a aparecer a partir de la adolescencia. Los focos donde suele aparecer la celulitis son los muslos y en la zona de las nalgas. Los genes son uno de los factores que influyen en la aparición de la lipodistrofia ginecoida, ya que es una condición que se hereda de madres a hijas.

Otra de las causas por las que aparece la celulitis en las piernas de la mayoría de las mujeres es el peso, puesto que esta se notará más en las personas que tengan más peso. La edad también es un factor causante de la celulitis ya que, cuanto más mayor es la persona, más común es que la textura de su piel se vuelva más como una naranja y deje de ser tersa y tan suave como antes.

La celulitis suele aparecer a partir de la adolescencia, cuando puede surgir en las piernas de algunas personas pero para otras no. En el siguiente paso de la lipodistrofia ginecoide, la piel de naranja se empezará a notar cuando comprimamos la piel con nuestras propias manos. Después, esta condición aparecerá sin presionar y solo con ponerse de pie se podrá percibir claramente. Por último, llega un momento en el que la celulitis se vuelve permanente en cualquier posición y sin necesidad de presionar las zonas de los muslos y las nalgas.

Los masajes en las zonas indicadas son buenos para evitar la aparición y extensión de la celulitis. En el vídeo superior te enseñamos cómo hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Estos son los mejores alimentos contra la celulitis

¿Celulitis en el trasero? Así puedes acabar con ella