Novalife » Belleza

DO IT YOURSELF

Cómo hacer tu propia mascarilla coreana casera

Apostar por una receta casera y natural asegura una mejor higiene, una ayuda al medio ambiente y un ahorro para nuestros bolsillos.

Mascarilla

iStock Mascarilla

Publicidad

Lo coreano está de moda. No solo en cines o música, sino sobre todo en cosmética. Sin duda, durante los últimos años hemos vivido el auge de las mascarillas coreanas como uno de nuestros nuevos rituales de belleza. Pero ojo, porque las mascarillas coreanas tienen sus pros y sus contras.

La parte positiva es que se trata de productos de fácil aplicación, de bajo coste y con una gran oferta para todo tipo de pieles. La parte negativa es que se ha dado a conocer que las condiciones de fabricación de algunas marcas, para obtener ese bajo coste, en ocasiones son precarias y poco higiénicas. Es por ello que podemos optar por alternativas como la de fabricar nuestras propias mascarillas con productos naturales en nuestra propia casa.

La clave de estas mascarillas es que se aplican con una tela de algodón y celulosa que impregna los ingredientes y dejan que actúen durante unos minutos en nuestra piel. Así, podemos fabricar nuestra propia mascarilla con un tejido de algodón poroso y realizar los agujeros para la cara y la boca y preparar nuestra propia mezcla de ingredientes naturales, según nuestras necesidades. Además, esta mascarilla puede ser reutilizable, lo que también ayuda a mejorar el medio ambiente. Otra opción a tener en cuenta es pasarse a la moda de las mascarillas reutilizables de silicona.

Una vez preparada la misma, ¿en qué podemos impregnarla? David Manso, naturópata y responsable de Ecotelier Natural, da algunas recetas para conseguir la mascarilla casera perfecta:

Mascarilla para atenuar arrugas: 3 cucharadas de agua de arroz, 1 huevo, 20 gotas de aceite vegetal de almendras dulces y 20 gotas de aceite vegetal de aguacate.

Mascarilla para melasma o cloasma: 1 clara de huevo, 10 gotas de aceite esencial de bálsamo de Perú y 30 gotas de aceite de oliva ozonizado.

Mascarilla coreana | iStock

Mascarilla para piel seca: 20 gotas de aceite vegetal de aguacate, 20 gotas de aceite vegetal de almendras dulces, 1 clara de huevo y 2 cápsulas de vitamina E.

Mascarilla para piel grasa: 2 cucharadas de gel de aloe vera orgánico, 10 gotas de aceite esencial de lavanda, 10 gotas de aceite esencial de árbol de té y 5 gotas de aceite esencial de corteza de canela.

Mascarillas para eliminar puntos negros: Infusión de 5 gramos de té verde, 1 clara de huevo, 15 ml de zumo de limón y 1 cucharada de miel cruda 100% natural.

Además de realizar nuestro tejido casero y contar con los ingredientes correctos, es necesario seguir todos los pasos necesarios para que este ritual de belleza sea un éxito. “Para aplicarte las mascarillas es importante tener el rostro limpio y aplicarte un tónico antes de poner la mascarilla. Al colocártela, la dejas reposar en el rostro de 10 a 15 minutos, luego la retiras”. Exactamente igual que con una mascarilla coreana comprada.

Otra cuestión es cada cuánto hay que usar estas mascarillas. Lo recomendable para ver cambios efectivos en el rostro es el uso continuo de las mascarillas al menos una vez a la semana durante dos meses. “Este hábito te ayudará a mantener la piel limpia, reducir las impurezas e incluso devolverle el brillo que antes tenía”, insiste Manso.

Por último, el experto apunta que si te estás preparando para un evento especial, se puede realizar un tratamiento durante 7 días seguidos o lo que se conoce como “7 Day Challenge” y luego realizarte un mantenimiento de una mascarilla una vez a la semana.

Publicidad