Reino Unido

Una araña en la habitación hace gritar tan fuerte a una mujer que los vecinos se asustan y llaman a la Policía

La mujer, una escocesa de 30 años, asegura que la araña era "del tamaño de una mano" y que al verla en su habitación perdió el control y comenzó a chillar, a lanzarle libros y a llorar.

Loxosceles rufescens, también conocida como la araña violinista o araña reclusa

Publicidad

Hollie Hunter, una mujer 30 años vecina de Livingston, Escocia, se llevo esta semana el susto de su vida al encontrar en su habitación "una araña del tamaño de una mano". Pero no solo ella entró en pánico. Los alaridos que profirió fueron tan fuertes, que sus vecinos, temiendo lo peor, llamaron a la policía.

Fueron los agentes, de hecho, quienes acabaron sacando al insecto de casa de la joven, que reconoció haber "perdido el control durante unos minutos" al ver a la araña moverse. "Comencé a chillar, a llorar, a lanzarle libros y todo lo que encontraba y a correr de una habitación a otra", explica, en declaraciones recogidas por el diario Metro.

"Pasé cerca de 40 minutos intentando deshacerme de una polilla que se había colado en mi casa cuando, al entrar de nuevo en mi habitación, vi una araña gigante a los pies de mi cama", recuerda.

"Estoy paralizada"

Tras la llamada de alerta de los vecinos, cinco agentes se personaron en casa de la joven, que abrió la puerta y antes de que los policías pudiesen decir nada, les gritó, presa de los nervios: "Lo siento, hay una araña debajo de mi cama y estoy paralizada".

Los agentes le preguntaron entonces si había alguien mas en el piso y la respuesta de la joven fue tajante: "No, sólo estamos yo y la araña".

Uno de los policías cogió al insecto con la mano y lo sacó fuera de la casa. Mientras lo hacía, "la araña le trepaba por el brazo", apunta la joven, que dio cuenta de lo sucedido a través de las redes sociales.

Publicidad