Las temperaturas, que en las últimas semanas han batido un récord de calor, seguirán estables este domingo, con nubes altas en gran parte del país, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas diurnas ascienden en todo el país, excepto en el noroeste peninsular y Canarias, donde habrá pocos cambios o bajarán ligeramente. El ascenso será notable en el valle del Ebro, la costa vasca y el norte de Navarra. En Galicia el tiempo comienza a cambiar y se espera un aumento de nubosidad con precipitaciones a partir de mediodía, que podrían llegar a ser fuertes y con tormenta en el oeste. Las precipitaciones también alcanzarán en forma más débil zonas montañosas de León y Asturias. En Canarias, hay posibilidad de lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve.

Las temperaturas nocturnas también se mantendrán estables, excepto en la meseta Norte, donde ascienden y en el Valle del Ebro, donde se producirá un descenso. Los Pirineos y el oeste de la Cordillera Cantábrica sufrirán pequeñas heladas.

El viento soplará del suroeste y el sur en la Península y en Baleares, aumentando hasta fuertes con rachas muy fuertes en Galicia y el oeste de la Cordillera Cantábrica.

Continúa el tiempo estable en todo el país, con días soleados y terrazas y playas repletas de gente. Es el caso de Valencia, donde se alcanzarán los 30 grados y mucha gente aprovecha los días soleados para darse un baño en la playa de la Malvarrosa. Sin embargo, España sigue con temperaturas poco habituales para esta época del año.